Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

violencia de género

Los abogados de los tres menores detenidos por la violación grupal de una chica de 16 años en Teruel recurrirán el internamiento

Consideran que existen alternativas que garantizan la seguridad de la víctima sin el ingreso en un centro de menores de Zaragoza.

Uno de los detenidos por la agresión grupal de Teruel sale del Juzgado de Menores para ser conducido a Juslibol.
Uno de los detenidos por la agresión grupal de Teruel sale del Juzgado de Menores para ser conducido a Juslibol.
Antonio Garcia/Bykofoto

Las defensas de los tres chicos de 16 años detenidos el pasado jueves como presuntos autores de la violación grupal de una adolescente de 16 años en Teruel recurrirán el auto de la magistrada del Juzgado de Menores que ordenó su ingreso en el Centro de Educación e Internamiento de Menores por Medida Judicial (Ceimi) de Juslibol (Zaragoza) en régimen semiabierto. Los tres abogados consideran que se podrían haber adoptado otro tipo de medidas menos "gravosas" para los jóvenes –todos de nacionalidad española– sin mermar la seguridad de la víctima.

Los letrados defensores, que disponen de cinco días para recurrir la decisión de la jueza, utilizarán también otros argumentos en sus escritos contra el internamiento de sus clientes. Uno de los abogados adelanta que, en su caso, alegará también que "no hay riesgo de destrucción de pruebas, ni de sustraerse a la acción de la justicia por el arraigo en la ciudad".

Otro letrado considera "muy dura" la medida adoptada por la jueza, mientras que la defensa del tercer detenido aboga por medidas "menos gravosas" para su defendido. Señala que al internamiento se suma el desplazamiento a Zaragoza al carecer Teruel de Ceimi, lo que provoca una "ruptura" en su vida.

La acusación de haber participado en la agresión se extendió a un cuarto joven de 17 años, pero, tras prestar declaración, quedó en libertad con cargos. Además de ordenar el ingreso de los presuntos agresores en el centro de menores, la jueza les prohíbe contactar con la víctima por cualquier procedimiento y acercarse a menos de 100 metros de ella.

El informe forense confirmó, no obstante, los indicios de la agresión sexual y la fiscalía, tras una intensa jornada de toma de declaraciones a los detenidos, a dos testigos y a la propia víctima, solicitó de la jueza de Menores el internamiento de los tres detenidos en el centro de menores de Juslibol, dependiente del Gobierno aragonés. La acusación popular –ejercida por la familia de la chica agredida– formuló la misma petición.

La víctima denunció la violación múltiple al personarse en el Servicio de Urgencias del hospital Obispo Polanco para recibir atención médica. Uno de los defensores sostuvo, no obstante, que las relaciones sexuales fueron consentidas y sin violencia.

El régimen semiabierto comporta que los menores podrán salir del Ceimi para desarrollar actividades educativas o formativas de acuerdo con el tratamiento que se determine, pero en cualquier caso pernoctarán en el centro de internamiento.

Una fuente judicial señala que el objetivo de la entrada en el Ceimi "no es sancionador" al tratarse de menores, sino educativo y corrector. Las pautas de actuación se aplican de forma individualizada y evolucionan en función de la trayectoria de los menores y con el seguimiento del Juzgado de Menores de Teruel.

Seis meses de internamiento como máximo

El internamiento en un centro de menores de los tres chicos de 16 años acusados de agredir sexualmente a una muchacha de su misma edad pueden durar seis meses como máximo, con la posibilidad de una prórroga excepcional por otros tres, según la Ley del Menor. El internamiento es, dentro de las medidas cautelares previstas para menores a la espera de juicio la más contundente y se aplica en delitos graves o muy graves. Los plazos marcados prevén que en medio año se celebre el juicio por la violación denunciada y la vista se desarrollará a puerta cerrada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión