Despliega el menú
Teruel

Teruel

La parada del bus en Villaspesa, punto de reunión vecinal en otoño

Mayores de la pedanía turolense dejan sus sillas de forma permanente en la marquesina para aprovechar los rayos del sol en compañía 

Teruel
La parada del autobús urbano en Villaspesa es también punto de encuentro de los vecinos.
Carmen Pérez Lapeña

En los pueblos se respira calma y libertad. A menudo, los mayores, auténticos amos del lugar por derecho propio, eligen un punto en el que reunirse y comentar las últimas noticias, donde tomar “la fresca” en verano, y el sol en otoño e invierno. En Villaspesa, una pedanía a seis kilómetros de Teruel, ese sitio es la marquesina de la parada del autobús, próximo a la naturaleza y con un árbol como tótem protector, incluso con un techo, por si al tiempo le da por llover de manera repentina. Allí han dejado sus sillas media docena de convecinos que frecuentan el paraje y se sientan a hablar, están sujetas con una cuerda a algún elemento fijo, para que el viento no las derribe cuando ellos se retiran a sus casas. La imagen llamó este domingo la atención de Carmen Pérez Lapeña, una joven estudiante de medicina turolense apasionada por la fotografía.

Para la alcaldesa de Villaspesa, Sonia Navarro, esas sillas representan “las redes sociales de la gente mayor de los pueblos”. “Los jóvenes tienen el whatsapp y los menos jóvenes tienen la calle para encontrarse con sus paisanos y comunicarse con ellos”, afirma. Navarro, defensora del medio rural, sostiene que esta relación distendida entre los vecinos en un espacio abierto “se está perdiendo en las ciudades, y es una pena”. El autobús solo pasa una vez al día, a primera hora de la mañana, pero la marquesina sigue siendo útil más allá del momento de llegada y partida del vehículo hacia la capital turolense. 

Etiquetas
Comentarios