Despliega el menú
Teruel

patrimonio

La excavación en la ciudad romana de La Caridad de Caminreal desentierra un ajuar doméstico

Vasijas, vasos y platos de cerámica son algunos de los objetos encontrados en un yacimiento que se remonta al siglo II antes de Cristo.

Vasijas y otros elementos domésticos encontrados en el yacimiento romano.
Vasijas y otros elementos domésticos encontrados en el yacimiento romano.
Javier Escriche

La campaña de excavación que está en marcha en el yacimiento romano de La Caridad en Caminreal ha dado sus frutos. Después de 36 años desde la primera excavación, todavía se encuentran cientos de elementos nuevos con cada intervención. Este año la ampliación de la investigación en una de las casas ha sacado a la luz varios útiles domésticos como vasijas, jarras, platos y vasos. "Esta habitación parece ser una despensa porque aparece repleta de material de almacenamiento de alimentos, pero también de vajilla de mesa e incluso de una herramienta de carácter agrícola", comenta el director del Museo de Teruel y codirector de la excavación, Jaime Vicente.

Aunque no se han descubierto restos de materiales orgánicos, los arqueólogos aventuran los posibles usos que se les daba a estos elementos. "Hemos encontrado una pala que puede que sirviera para recoger las cenizas de los hogares" indica Beatriz Ezquerra, quien también dirige esta campaña de excavaciones.

Además, en la zona contigua a la muralla los arqueólogos han descubierto lo que predijeron antes de comenzar la campaña: uno de los desagües de la ciudad. Para ello, han excavado casi un metro de tierra y se han encontrado con un canal de ocho metros de longitud que sale fuera del asentamiento. "El canal aparece con material de arrastre: cerámicas, huesos, cenizas, todo lo que iba arrastrado por las aguas", apunta Vicente.

El director de la excavación y del Museo Provincial, Jaime Vicente, muestra un fragmento de cerámica de La Caridad.
El director de la excavación y del Museo Provincial, Jaime Vicente, muestra un fragmento de cerámica de La Caridad.
Javier Escriche

En esta parte de la excavación también se ha hallado otro elemento relevante para la historia del yacimiento. Se trata de un posible proyectil de aspecto redondeado y algo quemado que apareció cerca de la muralla. "No lo sabemos todavía porque hay que analizarlo, pero podría ser uno de los proyectiles lanzados por las tropas de asedio con catapultas", dice el director de la excavación. Esta pieza resulta clave para investigar los últimos días del asentamiento romano ya que los investigadores apuntan a que este hecho determinó el final de la ciudad en el siglo I antes de Cristo. «Fue un asedio violento y tras él los atacantes quemaron completamente la ciudad», comentó Vicente.

El proceso que sigue a los descubrimientos es lento y laborioso. "Haber encontrado estas piezas es solo el principio" señaló Ezquerra. Una vez excavadas, el siguiente paso es dibujar las piezas e inventariarlas asignando un número. A continuación, se extrae cada pieza y finalmente se embolsan y almacenan. "En La Caridad sale muchísimo material. Piezas inventariadas completas tenemos más de 4.000", dice Beatriz Ezquerra. Cuando la excavación termina, los fragmentos deben ser lavados y enumerados para su posterior restauración. Una tarea que también requiere de tiempo y paciencia para "ir resolviendo el puzzle", que puede conformarse de "hasta mil fragmentos", cuenta Ezquerra.

Muchos de los elementos cerámicos que han aparecido se elaboraron fuera del asentamiento y son de técnica ibérica. "Aquí no hemos encontrado restos de alfarería, pero sí que hay materiales procedentes de Sicilia o del centro de Italia", resalta el director del Museo..

La campaña de excavaciones terminará en las próximas semanas y el director del Museo Provincial espera que estos hallazgos puedan ser expuestos en el museo previsto por la Diputación en Caminreal "para que la gente entienda el origen del yacimiento".

Etiquetas
Comentarios