Despliega el menú
Teruel

Teruel

El hospital Obispo Polanco suspende la anestesia a niños por falta de formación del personal

Los pacientes con menos de 12 años serán derivados a Zaragoza. Los especialistas piden cursos de reciclaje

Fachada del Hospital Obispo Polanco de Teruel. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 16-01-15
Entrada principal al hospital Obispo Polanco de Teruel, cuyos anestesistas reclaman cursos para actualizar sus conocimientos. 
Antonio García/Bykofoto

Los anestesistas del hospital Obispo Polanco de Teruel se han plantado y han decidido suspender el tratamiento de anestesia para intervenciones programadas en niños menores de 12 años o con peso inferior a 30 kilos. El motivo, señalan los profesionales, es que no han recibido los cursos de actualización en conocimientos y práctica que serían necesarios. Los facultativos, que sí atenderán los casos urgentes, denuncian también que los equipos de material con que cuentan son para adultos o, al menos, para niños con más de 30 kilos.

Los pacientes que lo precisen, según fuentes sanitarias, van a ser derivados al Miguel Servet de Zaragoza, el hospital de referencia del Obispo Polanco. No obstante, hoy mismo está previsto que la dirección del centro turolense mantenga una reunión con los responsables del Servicio de Anestesiología en busca de una solución a esta difícil situación.

Las mismas fuentes sanitarias explican que la plantilla de anestesistas de Teruel lleva dos años pidiendo al Servet que les permita participar en cursos para refrescar su formación, recibiendo negativas por respuesta. Solo en los últimos días, el hospital zaragozano habría accedido a que los facultativos de Teruel acudan de forma rotatoria a sus instalaciones a partir del próximo 15 de septiembre. Sin embargo, los anestesistas del Obispo Polanco no consideran adecuada esa fecha por existir riesgo de rebrote de coronavirus en otoño y estar muchos profesionales todavía de vacaciones, además de haberse programado ya toda la actividad de quirófanos para esa época.

El relato no coincide con el aportado por el Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés, desde el que afirman que los anestesistas del Obispo Polanco reclamaron a finales del pasado mes de febrero llevar a cabo jornadas de reciclaje, si bien no fue posible por la llegada de la pandemia. La DGA sostiene que la demanda se repitió a finales de junio, pero no se podrá atender hasta mediados de septiembre al considerarse que los meses de verano no son los más apropiados para realizar la formación al tener que conjugarse los periodos vacacionales con la actividad quirúrgica. Sanidad niega que el Servet haya rehusado impartir las jornadas necesarias para que los anestesistas de Teruel actualicen sus técnicas.

Unos 30 niños menores de 12 años suelen ser operados en el Obispo Polanco cada año, a razón de dos o tres al mes, cifras que se consideran muy bajas. Desde el colectivo de profesionales subrayan que se trata del único hospital en Aragón que aplica anestesia e interviene quirúrgicamente a niños fuera del Servet, ya que los centros de Huesca e incluso el de Alcañiz derivan a sus pacientes más pequeños a Zaragoza.

Indican también que mientras la Sociedad Española de Anestesiología recomienda actualizar conocimientos cada año o, a lo sumo, cada dos, hay profesionales que no han recibido un curso de reciclaje desde 2013. Los especialistas renuevan su saber leyendo libros, viendo vídeos y en contacto con otros anestesistas mediante videoconferencia, pero reclaman jornadas presenciales de la mano de expertos.

Etiquetas
Comentarios