Despliega el menú
Teruel

Teruel

El Obispo Polanco resuelve la falta de oftalmólogos con personal del Servet

Dos especialistas zaragozanos pasan consulta 3 días por semana en el centro turolense, que se quedará en septiembre con 4 de sus 7 plazas vacías

Fachada del Hospital Obispo Polanco de Teruel. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 16-01-15
El hospital Obispo Polanco de Teruel, en la foto, se queda con pocos oftalmólogos.
Antonio García/Bykofoto

El Servicio de Oftalmología del hospital Obispo Polanco de Teruel ha tenido que pedir ayuda a su homólogo del Miguel Servet de Zaragoza para poder solventar el grave problema de falta de médicos que padece, con cuatro de sus siete plazas, vacantes o a punto de estarlo. Uno de los puestos está sin cubrir desde hace meses, otro quedó vacío el pasado mes de febrero, en julio cogerá una baja otro de los profesionales y en septiembre se marchará uno de los médicos.

Así, desde el pasado 15 de junio, dos oftalmólogos del Servet pasan consulta en el Obispo Polanco tres días a la semana tras haber optado a un contrato de interinidad. Se trata de médicos que acaban de terminar su fase de formación y que permanecen vinculados al hospital zaragozano, donde ejercen el resto del tiempo.

El sindicato médico Cesm-Teruel aplaude la medida, "pues es la única forma de que vengan a Teruel los especialistas que se necesitan para dar el servicio preciso". Fuentes de esta organización denuncian que el Obispo Polanco ha tenido que recurrir al apoyo del Miguel Servet "porque el plan de incentivos anunciado por el Gobierno aragonés para aquellos centros periféricos con plazas de difícil cobertura ha sido un rotundo fracaso".

Con una de las carteras de pacientes más abultada de todas las especialidades médicas del Obispo Polanco, el área de Oftalmología del hospital turolense tenía, hasta hace pocas semanas, más de 600 primeras visitas pendientes debido al parón de la actividad por la pandemia de coronavirus. El Servicio ya ha empezado a citar con tres meses de demora por término medio.

La falta de oftalmólogos en Teruel no es un problema nuevo. En los últimos tres años han pasado por el servicio de ocho a nueve especialistas, a razón de uno cada seis u ocho meses, cuando en décadas pasadas cada profesional permanecía en el hospital Obispo Polanco una media de cuatro o cinco años. La pandemia de coronavirus ha complicado todavía más las cosas ya que esta primavera los médicos residentes procedentes de la Comunidad Valenciana que solían venir al Obispo Polanco han decidido quedarse en su tierra.

Los cambios constantes de oftalmólogos están provocando quejas entre los pacientes, muchos de ellos de avanzada edad, que reivindican ser vistos por el primer médico que conoció de su patología o, en todo caso, contar con un mismo médico de referencia que siga la evolución de su enfermedad.

Desde Cesm critican que la elevada movilidad de los especialistas en patologías de los ojos "complica enormemente la organización del Servicio". La formación sindical reclama "incentivos reales" para atraer médicos a Teruel. Si bien aprueba la llegada de oftalmólogos del Servet, alerta de que la medida, de extenderse a otros servicios, "acabaría por convertir el Obispo Polanco en un ambulatorio del hospital zaragozano".

Desde el Gobierno aragonés indican que Obispo Polanco y Servet "comparten" oftalmólogos "para paliar la falta de especialistas" en el centro turolense. Subrayan que esta solución "era necesaria" y explican que no es algo nuevo la existencia de profesionales contratados por dos centros al mismo tiempo.

Etiquetas
Comentarios