Despliega el menú
Teruel

pandemia

La Diputación de Teruel desatasca obras en carreteras por importe de 1,8 millones

La paralización de los plazos administrativos con el estado de alarma habían frenado la contratación.

Reunión preparatoria del plan de asfaltado de la Diputación Provincial en Oliete.
Reunión preparatoria del plan de asfaltado de la Diputación Provincial en Oliete.
Heraldo.es

La Diputación de Teruel ha dado luz verde a seis obras en carreteras provinciales y al Plan de Asfaltados, por un valor total de 1.850.000 euros, después de que el Boletín Oficial del Estado publicara el levantamiento de la suspensión de plazos de los procedimientos administrativos provocados por la crisis del coronavirus. Tres de estas carreteras, a Jabaloyas, Villaspesa y Valdeconejos, comenzarán ya este verano mientras avanzan los procesos licitadores de las otras tres, en Miravete, Cabra de Mora y Villar del Salz, así como el Plan de Asfaltados.

La suspensión de plazos de los procedimientos administrativos decretada por el Gobierno de España por la pandemia ha retrasado los proyectos y ahora hay que retomarlos en la fase en la que se quedaron paralizados.

“Creo que la obra pública es una de las soluciones que tiene que haber para la provincia. Estas seis carreteras serán seis balones de oxígeno a empresas de nuestra provincia que podrán trabajar. Tiene que haber mucha obra pública, tenemos que ser capaces de que el dinero público no se quede en los cajones por problemas administrativos y sacar obras en comarcas, ayuntamientos y diputaciones” ha destacado Alberto Izquierdo, vicepresidente de la Diputación y diputado delegado del Servicio de Vías y Obras.

Tres de estos proyectos de carreteras estaban en la última fase por lo que ahora solo está pendiente formalizar los contratos con las empresas adjudicatarias y por ello las obras se espera que comiencen el próximo verano y estén finalizadas antes de acabar el año.

Se trata de la mejora de la carretera TE-V-9001 a Jabaloyas, en la que está previsto mejorar el trazado, pasando de una anchura de 5 a 7 metros, con un importe de 250.000 euros. Otra de las obras es el refuerzo de firme de la TE-V-6014 de la travesía de Villaspesa, por un importe de 150.000 euros. Y por último, el acondicionamiento de la carretera TE-V-1018 a Valdeconejos, que tiene una partida de 100.000 euros. Está previsto que los contratos con las empresas adjudicatarias se firmen a lo largo de mayo y junio y las obras puedan comenzar este verano para estar acabadas antes de final de año.

Las otras tres obras en carreteras que han podido continuar el procedimiento administrativo, con cargo en esta ocasión al Fondo de Inversiones de Teruel de 2018, estaban en otra fase y con la modificación normativa de los plazos han salido ahora a licitación.

Se trata de la mejora de la carretera TE-V-8008 a Miravete, por 200.000 euros; la mejora de la TE-V-8021 de Cabra de Mora al Castellar, con 300.000 euros de inversión; y la TE-V-9023 de Villafranca del Campo a Villar del Salz, que cuenta con un presupuesto de 250.000 euros para el acondicionamiento.

Está previsto que se licite en los próximos días la ejecución del Plan de Asfaltados en su anualidad de 2020 por un valor de 600.000 euros y que permitirá realizar 93 obras en calles y caminos municipales en 69 localidades de la provincia.

“Esto significa que las empresas de la provincia tendrán trabajo, que generarán movimiento económico y creo que eso es lo que tenemos que hacer desde la Diputación, sacar obra pública y seguir trabajando en el infraestructuras con la máxima intensidad posible” ha subrayado Izquierdo.

El Plan de Asfaltados es uno de los principales apoyos para los ayuntamientos que quieren mejorar las calles de sus municipios y no disponen de fondos para hacerlo. Así, el Plan contempla que la Diputación de Teruel realiza las obras, con medios propios y a través de adjudicaciones a empresas, y asume el coste del 80 por ciento de la actuación, mientras que el Ayuntamiento beneficiado abona después solo el 20 por ciento del importe de la obra.

La convocatoria planteaba a los municipios la posibilidad de solicitar dos tipos de actuaciones: para un tramo máximo de 4.000 metros cuadrados en municipios y 750 metros cuadrados en pedanías en los que aplicar riego asfáltico; y por otro lado para actuar en tramos de hasta 800 metros cuadrados para asfaltar con mezcla bituminosa en caliente.

Tal y como establecía la convocatoria, todos los municipios podían solicitar actuaciones de los dos tipos ya que la concesión de una no es excluyente de la otra y por ello en algunos municipios se realizarán dos actuaciones. A la hora de baremar las solicitudes, se tiene en cuenta criterios como la población, el último año en el que se fue beneficiario de esta ayuda o la existencia de pedanías.

En el caso de las actuaciones con riego asfáltico, las obras se realizan con medios propios de la Diputación de Teruel mientras que para el asfaltado con mezcla bituminosa en caliente se realiza una licitación por lotes y se adjudica por municipios.

El vicepresidente ha destacado el trabajo realizado en el Servicio de Vías y Obras durante esta etapa del confinamiento: “Hemos sabido aprovechar para adelantar el trabajo y además de cumplir con las tareas como servicio esencial en las carreteras se ha hecho un importante trabajo administrativo”.

Etiquetas
Comentarios