Despliega el menú
Teruel

urbanismo

El nuevo Plan General de Teruel protege el entorno del Arquillo y potencia el área de las Arcillas

El avance del equipo redactor prevé 48 hectáreas de zonas verdes, lo que supone 12 metros cuadrados por cada habitante en un horizonte de 20 años.

Ronda de barrios /2020-02-09/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Las nuevas bolsas de suelo urbanizable se concentran junto a la Vía Perimetral, en la foto, o en sus inmediaciones.
Jorge Escudero

El avance de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) asegura la protección del entorno del pantano del Arquillo con su declaración como suelo no urbanizable especial y plantea su "recuperación" mediante la aprobación de un plan especial que "regulará los usos y actividades" en este espacio. Propone la misma catalogación para una extensa macha al este del parque de las Arcillas.

La protección y recuperación del entorno del Arquillo está englobada en las propuestas de "mejora paisajística, de los corredores ecológicos adscritos a la infraestructura verde del municipio". También las vegas de los ríos Turia, Guadalaviar y Alfambra reciben la catalogación de no urbanizable especial y contarán con planes especiales de protección que regularán su uso.

Dentro de las previsiones medioambientales, el avance contempla una dotación total de zonas verdes de 481.202 metros cuadrados, lo que supone 12 metros cuadrados por habitante al concluir el periodo de vigencia del PGOU, de 20 años. La dotación duplica sobradamente los 5 metros cuadrados exigidos por la legislación. Como principales novedades respecto al PGOU vigente, de 1985, destaca la incorporación de una mancha verde de 52.767 metros cuadrados en el Polígono Sur y otra de 189.311 metros cuadrados en el parque de Las Arcillas.

La oficina municipal encargada de la revisión del PGOU aboga también por potenciar la zona de Las Arcillas como zona verde, lo que reforzará su aprovechamiento como parque urbano frente a su actual utilización como lugar de paseo. El equipo redactor propone, para ello, tomar como punto de partida el trabajo elaborado por la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza en el marco del programa europeo Life Plus. El objetivo será integrar un espacio "periurbano" en la ciudad "promoviendo una movilidad sostenible".

El avance del PGOU prevé una ciudad de 39.796 habitantes al final de su vigencia, en 2039, con un crecimiento medio hasta entonces de 200 habitantes por año. Planifica suelo urbano no consolidado y urbanizable suficiente para construir 5.036 viviendas en sectores de media y alta densidad, fundamentalmente, con el objetivo de alcanzar un parque de 25.229 viviendas en dos décadas. Las nuevas áreas residenciales se concentran en torno a la Vía Perimetral con el propósito de tender hacia una "ciudad compacta".

El avance plantea la aprobación y "aplicación estricta" de una ordenanza reguladora del informe de evaluación de edificios (IEE), que será obligatorio para los inmuebles de más de 50 años y que evaluará el estado de conservación, la accesibilidad y la eficiencia energética. También aboga por la aplicación "estricta del deber de edificar" los solares a partir del segundo año en que obtengan esta calificación.

El nuevo PGOU propone la peatonaliación integral del Centro Histórico, aunque con posibilidad de acceso para carga y descarga en todo el barrio hasta las 08.30. En parte de este área, también los residentes podrán acceder hasta las 8.30. Además, se diseñan tres ejes en los que siempre será posible el paso de residentes y la carga y descarga. Se tenderá también a "reducir" los aparcamientos en superficie para ampliar las zonas peatonales.

Las 10 pedanías

El avance del nuevo PGOU prevé 2 millones de metros cuadrados de suelo urbano y urbanizable para viviendas, uso industrial y terciario. Los 10 barrios rurales disponen de superficies de suelo urbano no consolidado –espacios vacíos integrados en la trama urbana– para construir 889 viviendas. La pedanía con más potencial es San Blas, con espacio para levantar 223 viviendas, seguida de Villaspesa, con 167; Castralvo, con 152; y Caudé, con 103. Los núcleos menos dotados son Concud, con 36 viviendas; y Valdecebro, con 47. La alcaldesa, Emma Buj, ha citado a la comisión de seguimiento del PGOU y a los 10 alcaldes pedáneos a una reunión de trabajo conjunta el próximo lunes para informar sobre el avance de la revisión.

Etiquetas
Comentarios