Despliega el menú
Teruel

Teruel

Los municipios de la comarca del Matarraña reclaman un parque de bomberos profesional

Vecinos e instituciones alertan de que los pueblos están lejos de Alcañiz, donde hay una base de extinción de incendios

Teruel
El incendio de una carpintería en Beceite a finales del año pasado puso de relieve la necesidad de contar en el Matarraña con un parque de bomberos profesional.
Javier de Luna

Vecinos, ayuntamientos e instituciones del Matarraña quieren que la comarca cuente con una dotación de bomberos. La reivindicación cobró fuerza tras el incendio ocurrido en el casco urbano de Beceite a principios de diciembre, en el que una carpintería fue pasto de las llamas. El suceso evidenció, una vez más, el largo tiempo de respuesta que suele transcurrir entre el aviso de alarma y la llegada del dispositivo procedente del parque de bomberos de la Diputación Provincial de Teruel que está ubicado en la avenida de Zaragoza de Alcañiz.

La población de los 18 municipios matarrañenses no oculta su preocupación. En el caso de Cretas, la distancia aumenta a 47 kilómetros y es aún mayor en Lledó, que dista 54 kilómetros de las instalaciones, todos ellos por carreteras secundarias. Desde las instituciones también se exige un parque de bomberos en el Matarraña. "Necesitamos este servicio en un punto céntrico de la comarca. Cuando los bomberos salen de Alcañiz, tardan de 40 a 50 minutos y es un tiempo muy grande, sobre todo cuando se trata de un casco urbano", explica Rafael Martí, presidente de la Comarca del Matarraña.

El Sindicato de Bomberos Profesionales de Aragón respalda la reclamación. Desde la organización sindical han hecho público un comunicado en el que recalcan que el territorio "debe contar" con un parque de apoyo. Subrayan que, en cualquier caso, "deben ser" bomberos profesionales los que formen parte de esta dotación. Argumentan, amparándose en la Ley, que un bombero profesional ha pasado un proceso selectivo, tiene dedicación exclusiva, posee formación teórico-física "óptima" y está operativo todos los días del año.

"Creemos que es vital contar en Valderrobres o en algún lugar céntrico del Matarraña con un parque de apoyo. Pero deben de ser, y lo recalcamos, bomberos profesionales", explica Miguel Ángel Gimeno, delegado del sindicato. Añaden que la Ley del fuego establece un tiempo máximo de respuesta de 35 minutos y que por tanto actualmente se está incumpliendo dicha ley, no solo en el Matarraña, sino en otras zonas como Andorra-Sierra de Arcos, Cuencas Mineras o Maestrazgo.

"Estamos cubriendo zonas que tenemos a bastante más de una hora de nuestra base y eso no puede ser", añadió Gimeno. Apuntan también que el hecho de que el Ayuntamiento de Teruel asumiese los costes de su parque de bomberos podría facilitar que la DPT destinase más efectivos a otras zonas. La legislación deja claro que solo un bombero profesional puede trabajar en labores de extinción en un casco urbano, pese a que en la práctica no suele ser así, ya que en la mayor parte de las localidades son los propios vecinos y voluntarios los que actúan en primera instancia debido a la gran distancia existente entre Alcañiz y muchas localidades.

Etiquetas
Comentarios