Despliega el menú
Teruel

Teruel

Un vecino de Alcañiz, acusado de agredir sexualmente a su pareja tras haberle dado una paliza

La Fiscalía pide que sea condenado a 19 años de prisión. El procesado reconoce haber golpeado a la víctima en la cara con la mano y dice que la relación fue consentida.

Teruel
El acusado, en el juicio celebrado esta mañana en la Audiencia Provincial de Teruel.
M. A. M.

La Fiscalía de Teruel pide una condena de 19 años de prisión para un vecino de Alcañiz, A. C. J., de 56 años de edad, al que acusa de haber causado lesiones, haber amenazado y agredido sexualmente a su pareja sentimental.

Los hechos, vistos este jueves en juicio oral por la Audiencia de Teruel, se remontan a la madrugada del 9 de enero de este año. Según ha relatado la víctima, tras una discusión, A. C. J. la golpeó con un cazo de cocina en la cara rompiéndole la nariz, le propinó puñetazos y patadas por el cuerpo y la amenazó con un cuchillo colocando la hoja de este muy cerca de su cuerpo. Después, de acuerdo a la versión de la denunciante, la forzó a tener relaciones sexuales, tras lo cual ella acudió al hospital para ser atendida y luego puso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil.

En su declaración, el acusado ha reconocido haberla golpeado, si bien ha reducido la agresión a "un revés con la mano que resultó ser más contundente al llevar el cazo". El denunciado ha afirmado ante el tribunal que su pareja "asimiló la cachetada" y ello "porque sabe que soy gritón". Ha rechazado también que la amenazara con un cuchillo, pues, según ha dicho, él tiene la costumbre de “gesticular mucho” con las manos y eso era lo que hacía -ha asegurado- mientras llevaba el instrumento cortante en una de ellas. A. C. J. ha negado haberla agredido sexualmente con posterioridad, ya que, según ha subrayado, la relación fue “consentida”.

La fiscal encargada del caso ha considerado que los hechos denunciados han quedado probados y ha resaltado que los informes médico-forenses "acreditan" tanto el delito de lesiones como el de agresión sexual. "Por sentido común, tras la paliza que recibe, pocas ganas tendría de mantener relaciones sexuales", ha concluido.

La acusación particular, representada por el abogado Manuel Zapater, se ha sumado a los argumentos y a la petición de pena formulada por el Ministerio Público, si bien esta parte eleva a 30.000 euros -el Ministerio Público fija una cuantía de 6.000 euros- la indemnización por daños morales.

La defensa del acusado, en manos del letrado José Luis del Valle, ha considerado que la mujer “quiere dañar” a su representado y ha solicitado que le sean impuestos a este no más de 3 meses de cárcel para responder a las lesiones físicas causadas a la víctima. Del Valle pide la libre absolución de A. C. J. respecto de la acusación de agresión sexual al sostener que la relación fue consentida por ambos.

Etiquetas
Comentarios