Despliega el menú
Teruel

ciclismo

Dos estrellas del pelotón ponen Teruel en el mapa

Los belgas De Gendt y Wellens, ganadores de etapas en el Tour, recorrieron la provincia en cuatro días.

Teruel ha estado muy presente en los últimos días en el universo ciclista gracias a dos estrellas del pelotón, los belgas Thomas De Gendt y Tim Wellens, quienes han pedaleado incansables el recorrido de la ruta ‘Montañas vacías’ a través de la provincia aragonesa, Cuenca y Guadalajara. Miles de cicloturistas y aficionados han seguido el periplo por las redes sociales y una televisión belga especializada en deportes (Sporza) los ha ido grabando en puntos concretos de la marcha.

El grueso del trayecto de estos ciclistas profesionales (suman varias victorias en el Tour, La Vuelta y otras carreras de primer orden) ha transcurrido por zonas despobladas que han atrapado a los viajeros. "Lo que más les ha impresionado ha sido llegar a las zonas más elevadas, mirar a un lado y a otro y no ver ningún asentamiento humano. Ellos vienen de un país con una gran densidad de población y algo así les choca", indica Ernesto Pastor, propulsor de ‘Montañas vacías’, que además les ayudó a adaptar las etapas al tiempo del que disponían.

De Gendt y Wellens no pudieron realizar el recorrido completo (680 kilómetros), pero sí conocieron buena parte de la Laponia española. "Transitaron por la Sierra de Albarracín, la Serranía de Cuenca, el Rincón de Ademuz, Javalambre, Mora de Rubielos, Valdelinares, Alcalá de la Selva, Cabra de Mora y Teruel. Todos los días hicieron unos desniveles acumulados de entre 2.000 y 3.000 metros. Es una ruta exigente y más en este momento del año, con tanto frío y zonas tan nevadas como las que atravesaron", reconoce Ernesto.

Una publicidad impagable

El impacto que los dos ‘pros’ han logrado para Teruel en la comunidad cicloturista no tiene precio. "Desde que en abril anunciaron que tenían pensado venir notamos un empujón muy fuerte en las redes sociales. Desde entonces el seguimiento ha crecido por encima del 50%, con nuevos seguidores procedentes de centroeuropa, Reino Unido, Francia, Italia... También ha surgido mucho interés de fotógrafos y periodistas especializados", abunda el promotor de la ruta, que está traduciendo su web (montanasvacias.com) al francés para dar a conocer el potencial de esta zona a otros países con una fuerte tradición en el turismo sobre ruedas y con alforjas. 

"Han sido dos embajadores excepcionales, los mejores, y se han ido encantados y sorprendidos con los paisajes y la tranquilidad", añade. Además, cuentas especializadas en ciclismo en las redes sociales han compartido este tremendo entrenamiento invernal, e incluso los perfiles del Tour de Francia y de La Vuelta a España en Twitter han dado a conocer el viaje de los belgas.

Empaparse de la despoblación

Ernesto no quiere que la gente vaya a 'disfrutar de la despoblación', sino a empaparse de ella, a concienciarse, por eso propone vivirla: "Si ves un bar, entra, porque quizás el año que viene ya no esté. El problema de la despoblación es parte de mi día a día, me siento dentro y parte de ese problema y desde que empecé a engendrar esta idea tuve muy claro que tenía que servir para crear conciencia al respecto", comenta este vecino de Teruel.

Él se crió en Sigüenza, Guadalajara, y ahora que trabaja en la capital turolense, utiliza las tardes para recorrer el territorio en bicicleta. "En esta zona tenemos una joya que es todo el trazado de pistas forestales y caminos agrícolas... Los reparan habitualmente y suelen estar en buen estado de modo que he creado una especie de entramado que acumula bastante desnivel pero que no tiene mucha dificultad técnica y se pueda hacer con bicicletas cargadas de peso. El resultado es una ruta (que se divide en muchas) dirigida a personas a las que les gusta hacer viajes de forma más autónoma, cargando quizás menos peso que el alforjero tradicional y buscando lugares diferentes, que ofrezcan algo, más remotos, más inhóspitos, más montañosos...".

Etiquetas
Comentarios