Despliega el menú
Teruel

Teruel

Condenado un padre en Teruel a 20 años de cárcel por abusar sexualmente de sus dos hijas  

Los magistrados retiran al condenado la patria potestad de las niñas y le prohíben acercarse a ellas y a su madre durante un periodo de 15 años. Además deberá indemnizar a las menores con 45.000 euros

Teruel
El condenado, entrando en el Palacio de Justicia el día que iba a ser juzgado, el pasado 14 de octubre.
Jorge Escudero

La Audiencia Provincial de Teruel ha condenado a un hombre vecino de la capital turolense a un total de 20 años de prisión como autor de tres delitos, uno de violencia habitual en el ámbito familiar y dos de abuso sexual continuado cometidos con sus dos hijas menores de edad. Los magistrados retiran, además, al condenado la patria postestad de sus dos hijas y le prohíben acercarse a ellas y a la madre de ambas durante un periodo de 15 años. El tribunal le impone también el pago de un indemnización de 30.000 euros a una de sus hijas, la menor de 11 años, por los daños psíquicos y morales sufridos, y de 15.000 euros para la otra, la menor de 6 años.

El juicio tuvo lugar el pasado 14 de octubre a puerta cerrada para preservar el derecho a la intimidad de las menores. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), para la Audiencia de Teruel, los hechos relatados durante el acto de la vista oral no dejan duda de que desde el año 2004 y hasta el momento de la crisis familiar en el domicilio de la pareja y de las hijas, algo que ocurre a mediados de enero de 2018, cuando los hechos son puestos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Teruel, “se han venido sucediendo constantes actos de menosprecio, humillación e insultos a la madre”.

Añade el TSJA, de acuerdo a la sentencia de la Audiencia de Teruel, que dichos actos generaron “un sustrato de convivencia de la pareja, y familiar, insoportable en el que no han faltado numerosos y frecuentes castigos físicos, menosprecios e insultos a las hijas, ambas menores de edad”.

Sobre los delitos de abuso sexual continuado cometidos con las dos hijas menores de edad, el tribunal considera probado que, en el caso de la menor de 11 años, el padre abusó sexualmente de ella desde que esta tenía 4 años y hasta que cumplió los 8, habiendo incurrido en la conducta tipificada en el párrafo tercero del artículo 183 del Código Penal (“cuando el ataque consista en acceso carnal por vía vaginal, anal, bucal,…), informa el TSJA. En el caso de la segunda hija, de 6 años, los magistrados consideran que el condenado, en prisión provisional desde enero de 2018, realizó con ella distintos tocamientos.

El tribunal entiende que las cantidades de indemnización fijadas para las niñas son prudenciales y adecuadas “si se atiende el daño que irreparablemente ha supuesto para las víctimas, a su indemnidad sexual, y la necesidad de tratamiento psíquico y psicológico anudado también a la violencia familiar habitual sufrida”.

Etiquetas
Comentarios