Despliega el menú
Teruel

economía

El embajador de Taiwán visita Calanda para estrechar lazos comerciales

El diplomático conoció los productos más representativos de la localidad, como el melocotón tardío.

l embajador de Taiwán, en Calanda.
El embajador de Taiwán, en Calanda.
Adrián Monserrate.

"No estoy en España de vacaciones: mi misión aquí es comprar productos españoles para que se vendan más en Taiwán". Así de claro se ha mostró este lunes en Calanda José María Liu, el embajador de Taiwán en España, que ha visitado el Bajo Aragón junto a dos hombres de confianza para exponer todas las virtudes de su país con el objetivo de estrechar lazos con los empresarios de la provincia de Teruel. Liu, todo sonrisas, jocosidad y buenas intenciones, ha mostrado su predisposición para establecer vínculos comerciales con el territorio y conseguir así fomentar la exportación de productos, fundamentalmente agroalimentarios.

Lo cierto es que el 25% del total de importaciones que realiza Taiwán con España son referentes a este sector, donde destacan la carne de cerdo (el 40% del total) y el aceite de oliva (14% del total). Por este motivo la provincia de Teruel parece el territorio ideal para incrementar la compraventa de alimentos, habida cuenta de las denominaciones de origen (jamón, aceite y melocotón), la IGP Vinos del Bajo Aragón y la importancia del sector frutícola y ganadero en la zona.

Conocedores del potencial del encuentro, los agentes socioeconómicos de la zona no quisieron faltar a la cita para establecer una primera toma de contacto con el país asiático. Buena muestra de ello es que más de 30 empresarios se congregaron en el Centro Buñuel Calanda para asistir a la charla de José María Liu. "Tenemos que aprovechar esta oportunidad y la presencia de tantos empresarios indica que hay un interés real por sacar nuestros productos al exterior. La gente ha venido con una expectativa que se ha cubierto", manifestó el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Antonio Santa Isabel.

Tras la presentación oficial y el apretón de manos de rigor, llega el turno de que la Cámara facilite el trabajo de sus socios. "Nos vamos a poner en contacto con todas las empresas y les vamos a decir qué ofertas quieren los taiwaneses que traslademos directamente a su oficina comercial; les vamos a ayudar en todo momento para salir fuera de la provincia", dijo Santa Isabel.

El principal artífice de que José María Liu pisara tierras calandinas es el alcalde de la localidad, Alberto Herrero, que aprovechando su cargo como diputado ofreció Calanda al representante taiwanés. "La finalidad es que conozca las empresas, la industria y las potencialidades que tiene no solo Calanda, sino el Bajo Aragón y toda la provincia de Teruel. El primer paso ya está hecho y ahora queda esperar porque estas cosas se sabe cómo empiezan pero no cómo pueden finalizar", explicó.

Taiwán es el 18º exportador del mundo. Las relaciones bilaterales con España en 2018 ascendieron a 1.941 millones de dólares, de los que 1.260 fueron exportaciones y 680 importaciones. No obstante, el papel de Aragón en este aspecto es casi residual dado que apenas supone el 2,5% del total: según datos de la Cámara de Comercio de Zaragoza en 2018 la comunidad autónoma exportó al país asiático por un valor de 17 millones de euros, de los que en torno a un 20% fueron productos agroalimentarios.

No obstante, merece la pena recordar que de los 17 millones exportados algo más de 16,8 partieron de la provincia de Zaragoza, que aglutina prácticamente el 100% de las ventas aragonesas a Taiwán. Respecto a las compras que la comunidad realizó a la república asiática el valor rondó los 27 millones de euros.

Cabe destacar que Liu, cuyo cargo oficial es el de director de la Oficina Económica y Cultural de Taipei en España (dado que Taiwán no dispone de embajada como tal porque no está reconocido oficialmente como país independiente), ya visitó Zaragoza en el mes de abril para afianzar los lazos con la provincia.

La delegación taiwanesa desembarcó en Calanda pasadas las 11.15 entre la expectación propia que despiertan visitas de este tipo. Tras la ronda de saludos con representantes políticos y agentes socioeconómicos se celebró la recepción oficial en el ayuntamiento, donde José María Liu se ganó a los presentes desde el primer minuto dado que comenzó su intervención explicando el porqué de su nombre. "¡Sí, me llamo José María! Tengo nombre en chino mandarín pero ya llevo más de 40 años con nombre español, que me puse cuando empecé a ir a clases para aprender el idioma. Elegí José María porque soy católico", dijo.

Tras intercambiar obsequios y firmar en el Libro de Honor de Calanda toda la expedición se dirigió al CBC, donde Liu ofreció a los empresarios una detallada conferencia sobre las bondades de su país. Siguió mostrándose dicharachero y, entre broma y broma, explicó que la tasa de desempleo es de apenas el 3,71% y que la isla es el primer país asiático según el indicador de felicidad de la ONU. Incidió en la buena vida de los españoles ("¡aquí cobráis paro!") y en que en Taiwán "se trabaja mucho", pero no detalló que la región es la tercera del mundo con más horas de trabajo anuales. Curiosamente, tampoco mencionó que cada cinco días un taiwanés muere por exceso de trabajo según un estudio de la principal Universidad del país.

Posteriormente la comitiva llegó hasta la cooperativa San Miguel de Calanda, donde se puso en valor la importancia del producto fresco y la intención de facilitar su exportación en un futuro. Por último, Liu y sus consejeros visitaron un campo de melocotoneros y conocieron en qué consiste el embolsado de la fruta y las mallas antigranizo, que sorprendieron especialmente a los taiwaneses.

Etiquetas
Comentarios