Despliega el menú
Teruel

Samca compra la mina de carbón de Camañas para destinar la producción a fertilizantes

Extraerá leonardita que consumirá en la fábrica de abonos que construye en Ariño, uno de los proyectos alternativos al cierre de la central térmica de Endesa.

La mina de carbón Paula permanece inactiva desde hace más de una década.
La mina de carbón Paula permanece inactiva desde hace más de una década.
Antonio García/Bykofoto

El Grupo Samca ha comprado la mina Paula de Camañas para extraer leonardita, una materia prima que destinará a la producción de fertilizantes organominerales en la fábrica que ya construye en Ariño. Esta planta de abonos forma parte de los proyectos para generar alternativas a los mineros del carbón que perderán su empleo en la cuenca andorrana con el cierre de la térmica de Endesa en junio de 2020.

La explotación minera de Camañas permanece prácticamente inactiva desde hace más de una década. Su apertura en 2003 corrió a cargo del empresario Plácido Úbeda, propietario de la fábrica de cemento de Santa Eulalia. El mineral extraído se destinó durante unos meses a la central térmica de Escucha, cerrada desde 2013. Posteriormente, se han realizado pequeñas extracciones de carbón como materia prima de la cementera.

Samca confirmó este jueves que compró la mina a principios de año para extraer leonardita –un derivado del lignito– destinada a la fábrica de abonos de Ariño. Una fuente de la empresa minera añadió que actualmente se trabaja en la "redefinición" de la explotación. La compañía ha llevado a cabo catas y sondeos para determinar las características del mineral existente en el yacimiento, la profundidad a la que aparece y el potencial productivo.

Un portavoz de Samca señaló que el mineral de Camañas se combinará con el procedente de otras explotaciones de la provincia para elaborar las calidades requeridas por los distintos clientes. Desde la empresa no pudieron precisar cuándo arrancará la producción, su volumen y el empleo que generará.

La fábrica de fertilizantes que construye Samca en Ariño tiene un presupuesto de 41 millones de euros y generará a plena producción 85 empleos directos. Los puestos de trabajo están destinados a recolocar a los mineros del carbón de la propia Samca que se quedarán sin trabajo con el cierre de la térmica de Andorra, el único cliente para el lignito de la cuenca andorrana.

El yacimiento de la mina Paula, descubierto en 1999, es uno de los más ricos de la provincia por el volumen de reservas, de 12 millones de toneladas, y con la ventaja de que el mineral aparece a poca profundidad.

La alcaldesa de Camañas, Sara Ros, se felicitó de la reapertura de la mina Paula. Señaló que el Ayuntamiento ha mantenido contactos con Samca para que, al contratar a los trabajadores del desmonte, dé "prioridad" a los demandantes de empleo de la localidad y de su entorno más inmediato.

Ros recordó que la mina de carbón generó durante su corto periodo de actividad media docena de empleos al tratarse de una explotación de exterior muy mecanizada. La alcaldesa señaló, no obstante, que unos pocos empleos estables suponen una gran aportación a la demografía de una localidad como Camañas, con 124 residentes.

Etiquetas
Comentarios