Despliega el menú
Teruel

ayuntamiento de teruel

Ramón Fuertes: "Vox debe decidir si es oposición destructiva o constructiva"

El teniente de alcalde de Cs, que descarta ceder competencias a Vox o al PAR, dice que entra en el equipo de gobierno porque el campo de acción de la oposición es limitado.

Ramón Fuertes, el teniente de alcalde de Cs, a las puertas del Ayuntamiento de Teruel.
Ramón Fuertes, el teniente de alcalde de Cs, a las puertas del Ayuntamiento de Teruel.
Jorge Escudero

¿Qué ha cambiado respecto a la anterior corporación para que usted haya pasado de ser el azote de la alcaldesa a su mano derecha como primer teniente de alcalde?

No he sido un azote sino una oposición crítica y constructiva. Y no seré la mano derecha de la alcaldesa. Mi cambio de postura se produce tras entender que desde la oposición se pueden hacer unas cosas, pero otras no. Llegado el momento, y en función de los resultados electorales, entramos en el equipo de gobierno con el PP con una serie de medidas a desarrollar dentro de un acuerdo serio y estable.

¿Qué competencias quiere ostentar Ciudadanos para llevar adelante sus propuestas?

Tenemos las concejalías de Deportes y Empresas y estamos confeccionando el equipo de gobierno para concretar las otras concejalías que llevaremos. Nuestra intención es gobernar en nuestras áreas y ayudar en el resto.

¿Qué áreas quieren gestionar directamente?

Juventud es una opción. Lo jóvenes son nuestra prioridad y queremos dinamizar la ciudad para ellos.

¿Acepta que el PP se reserve áreas claves como Hacienda, Urbanismo y Personal?

Todas las concejalías son importantes. El PP propuso gestionar esas competencias y nos parece lógico.

¿Qué funciones tendrá como primer teniente de alcalde?

Mi función es, en caso de ausencia de la alcaldesa, ejercer sus competencias. Seré el segundo de a bordo.

El concejal de Vox, Alejandro Nolasco, ha anunciado que actuará a partir de ahora como oposición. ¿Cómo piensa el equipo de gobierno sacar adelante la gestión estando en minoría?

Habría que preguntar a Vox qué oposición piensa hacer. Si va a mantener una actitud de bloqueo o será constructivo, como lo fue Ciudadanos durante los últimos cuatro años.

¿Contempla la posibilidad de levantar el veto a que otros partidos, como el PAR o Vox, se incorporen al equipo de gobierno para asegurarse la mayoría absoluta –PP y Cs solo suman 10 de los 21 concejales–?

Todas las delegaciones corresponden, según el acuerdo firmado, a PP y Ciudadanos.

¿Pero le preocupa el anuncio de Vox?

Le debería preocupar a Vox elegir entre ser un partido destructivo o constructivo.

El acuerdo de gobierno prevé un listado de once prioridades. ¿Cuál es la más urgente?

Primero hay que reorganizar las áreas y las delegaciones. Queremos eliminar burocracia y crear una ventanilla única para las empresas y autónomos y ponerles una alfombra roja.

¿Tienen decidido ya cuantos concejales tendrán dedicación exclusiva al Ayuntamiento –en la pasada legislatura solo hubo uno–?

Hacen falta varias dedicaciones exclusivas. El tiempo nos ha demostrado que son necesarias para ganar agilidad. No sabemos cuántas ni para quién.

¿Qué áreas requieren de un concejal a tiempo completo?

Una de ellas es Economía y Hacienda, como en la anterior corporación. El resto está por ver.

También ahí han cambiado de postura respecto a 2015, cuando sostenían que bastaba con un solo edil liberado. ¿Por qué?

Defendemos reducir la carga política de las instituciones, pero la experiencia nos indica que hacen falta más concejales con dedicación a tiempo completo.

¿Cuándo deberían arrancar esas dedicaciones exclusivas?

Hay que ver si el presupuesto de 2019 las soporta, porque solo contempla una. Habrá que hacer números y esperar los informes.

¿Es compatible la rebaja impositiva que anuncian con la estabilidad presupuestaria?

Sí. Tenemos margen. En años anteriores bajamos impuestos y las arcas están saneadas y con superávit. Podemos rebajar los tributos sin mermar los servicios.

Ustedes han sido muy críticos con la gestión del servicio del agua y en el acuerdo de gobierno proponen revisar esa concesión. ¿Cómo?

Los informes jurídicos dicen que se ha incumplido el contrato del agua porque no se han hecho las obras previstas. Lo primero que hay que hacer es sancionar a la empresa con multas de entre 3.000 a 6.000 euros. No se ha hecho hasta hoy, pero habrá que tomar medidas.

Etiquetas
Comentarios