Teruel

teruel

Una nueva limitación de velocidad eleva a 10 los tramos lentos en la línea Zaragoza-Sagunto

Los trenes van a 30 km por hora en la zona de Caparrates, donde las lluvias de abril dañaron una trinchera. El ADIF la está reparando.

Un tren, este martes, en Caparrates, donde se ha fijado una velocidad máxima de 30 km por hora.
Un tren, este martes, en Caparrates, donde se ha fijado una velocidad máxima de 30 km por hora.
Jorge Escudero

La deficitaria línea ferroviaria que une Zaragoza y Sagunto a través de Teruel tiene desde el pasado 10 de mayo una nueva señal de limitación temporal de velocidad. Las lluvias caídas en la capital y su entorno durante el mes de abril –88 litros por metro cuadrado– provocaron desprendimientos en una trinchera de la zona de Caparrates y ahora los trenes no pueden circular a más de 30 kilómetros por hora en ese punto.

Con él, son diez los tramos lentos entre Zaragoza, Teruel y Sagunto debido al mal estado de la vía. Al de Caparrates se suman otros tres puntos entre Sagunto y Teruel en los que los convoyes tienen que circular a velocidades máximas de 50 o 60 kilómetros por hora. De Teruel a Arañales de Muel (Zaragoza) las locomotoras tienen que aminorar la marcha en seis ocasiones, en cuatro de ellas a 30 kilómetros por hora, concretamente en Navarrete del Río, Lechago, Cuencabuena y Longares.

Salvo en Sagunto, donde la restricción viene provocada por el deterioro de un puente metálico, el resto de las limitaciones de velocidad se deben al mal estado de trincheras y terraplenes. La más antigua es la que hay en Monreal del Campo, que obliga a los trenes a ir a no más de 60 kilómetros por hora y está puesta desde el 9 de agosto de 2011.

Desde el ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) manifestaron este martes que ya se están ejecutando las obras para reparar la zona de Caparrates, "protegiendo la trinchera para evitar nuevos desprendimientos". Las mismas fuentes resaltaron que "la prioridad" es garantizar la seguridad del tráfico, motivo por el cual, tras la limpieza de la tierra caída sobre la vía, la primera medida que se aplicó fue la colocación de una señal de limitación de velocidad.

Sin embargo, miembros de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel, entidad que agrupa a diversos colectivos ciudadanos, cuestionaron este martes la celeridad del ADIF a la hora de reparar la trinchera de Caparrates. "Lo único que han hecho hasta ahora es limpiar la tierra caída. Más allá de eso no se ve actividad", dijo un portavoz de la asociación en favor del tren. La Plataforma reclamó "un mejor mantenimiento" de la línea que une Zaragoza, Teruel y Sagunto pues, a juicio de sus integrantes, "no es normal que haya terraplenes y trincheras que permanecen sin reparar durante años".

El ADIF prevé cortar la conexión ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto desde el próximo 9 de julio hasta el 5 de octubre para realizar obras de mejora. Entre otras actuaciones, reparará cinco terraplenes entre Caminreal y Zaragoza para eliminar las cuatro limitaciones de velocidad a 30 kilómetros por hora que hay en la zona de Navarrete y Cariñena. Además, avanzará en la construcción de apartaderos para trenes de hasta 750 metros y renovará carril, traviesas y balasto en varios tramos.

Etiquetas
Comentarios