Teruel

teruel

Un estudio en Teruel aporta luz sobre el contexto geológico del mundo jurásico español

Se han estudiado y analizado diez secciones estratigráficas de la provincia de Teruel: Galve, Cedrillas, El Castellar, Formiche Alto, Mora de Rubielos, Villel y Riodeva,

Recreación del paisaje jurásico en la zona de confluencia de las comunidades de Aragón y Valencia.
Recreación del paisaje jurásico en la zona de confluencia de las comunidades de Aragón y Valencia.
Campos-Soto y colaboradores.

Un estudio de varias universidades españolas revisa lo que ya se sabía del mundo jurásico en España, demostrando la datación de esta época de las unidades geológicas en las que se sitúan los principales yacimientos de especies emblemáticas descubiertas en España, y cuestiona la validez de otras formaciones geológicas.

Así lo recoge en un comunicado la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, que ha participado en el estudio publicado en la revista científica internacional 'Journal of Iberian Geology', junto a investigadores de las universidades Complutense y Rey Juan Carlos de Madrid, la Autónoma de Barcelona y de la de Oviedo.

Este equipo multidisciplinar de geólogos y paleontólogos ha llevado a cabo por primera vez un estudio completo estratigráfico, paleontológico, paleoambiental y paleogeográfico del registro sedimentario del este de España, que tradicionalmente se ha situado en el tránsito Jurásico-Cretácico o en el Cretácico Inferior.

En este estrato se han hallado algunos de los dinosaurios más emblemáticos y popularmente conocidos del este de España, como el Aragosaurus, Losillasaurus y Turiasaurus ('el gigante europeo'), explican las citadas fuentes que señalan que a pesar de la riqueza en estos dinosaurios del este peninsular, no se había realizado un estudio tan exhaustivo hasta ahora.

En el trabajo se han estudiado y analizado diez secciones estratigráficas de la provincia de Teruel (Galve, Cedrillas, El Castellar, Formiche Alto, Mora de Rubielos, Villel y Riodeva) y de Valencia (Losilla de Aras-Alpuente, Benagéber y Villar del Arzobispo).

El conjunto de todos los niveles rocosos ahora estudiados supera los 5.500 metros de espesor y durante la investigación se han recolectado más de 820 muestras de rocas para la realización de estudios microscópicos detallados.

Además, se ha confeccionado un nuevo mapa geológico que abarca un área de más de 2.100 km2 y en el que se ha precisado la edad geológica de los sedimentos con yacimientos de dinosaurios clásicos.

Del estudio deducen que algunas zonas tradicionalmente asignadas al Cretácico, en Alguilar del Alfambra y Galve, entre otras, se corresponderían realmente con el Jurásico.

La investigación se ha realizado en el marco de diversos proyectos de investigación financiados por el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón.

Etiquetas
Comentarios