Teruel

teruel

En marcha una residencia pionera en terapias contra el alzhéimer que creará 25 empleos

El centro, que sustituye al antiguo geriátrico Padre Piquer, abre un comedor al que podrán acudir usuarios de toda la capital turolense.

Nueva Residencia Rey Ardid Ibercaja Teruel. foto antonioGarcia/bykofoto.25/04/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
La nueva residencia, en el barrio de San León, abrió ayer sus puertas.
Antonio García/Bykofoto

La capital turolense cuenta desde este jueves con una nueva residencia de mayores con 129 plazas y otras 30 de centro de día que supondrá la creación de 25 puestos de trabajo cuando se encuentre a pleno rendimiento, algo que está previsto que ocurra en los próximos meses. El centro, en pleno barrio de San León –el segundo más poblado de la ciudad–, sustituye al antiguo geriátrico Padre Piquer, ubicado en el Ensanche y en el que ya trabajan 30 personas que ahora se trasladan a las nuevas instalaciones.

La residencia, propiedad de la Fundación Rey Ardid, ha precisado de una inversión de casi 8 millones de euros para su construcción y equipamiento y ha contado con la colaboración de Ibercaja. Abre sus puertas con 61 usuarios y prevé alcanzar una ocupación del 85% en próximas fechas.

Según explicó el presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente, el centro es innovador en la atención a mayores y, especialmente, en la aplicación de tratamientos contra el alzhéimer. Dispone, en concreto, de un jardín terapéutico, único en la Comunidad Autónoma de Aragón, orientado a potenciar diferentes capacidades cognitivas, como la reminiscencia, los estímulos sensoriales, la orientación y la horticultura.

Vicente destacó que la residencia turolense aglutina todos los conocimientos que la entidad ha adquirido en su larga trayectoria en el tratamiento a mayores y evita asimismo los fallos cometidos hasta ahora. La fundación cuenta en Aragón con 16 geriátricos y nueve centros de día.

El centro de día estará abierto a usuarios de toda la ciudad, sobre todo a los mayores del barrio de San León, que podrán utilizar al comedor al precio de 5 euros por día, el mismo que se aplica en el centro de Santa Emerenciana dependiente del Ayuntamiento. Los servicios de peluquería y podología estarán igualmente accesibles para el resto de la población mayor.

Impulso al barrio

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, que acudió a la jornada de puertas abiertas desarrollada este jueves, celebró la inauguración de la Residencia Rey Ardid Ibercaja, de la que dijo que supone “un plus” para el barrio de San León, “pues pasa a tener un nuevo equipamiento que le dará todavía más vida”. El Consistorio ha trabajado en los últimos meses en la firma de un convenio con los promotores del centro para que sus servicios puedan extenderse al resto del barrio. En este sentido, Buj señaló que en adelante podrían incorporarse nuevas prestaciones, por ejemplo, la de lavandería.

A la inauguración acudió la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, quien destacó que la nueva residencia está en línea con la filosofía de su Departamento, según la cual, mejorar la atención a los mayores es algo “fundamental” y “parte del corazón de la política de nuestro gobierno”.

La consejera alabó la atención específica que el centro tiene previsto prestar a los mayores que padecen alzhéimer u otro tipo de demencias. Broto añadió que la puesta en marcha del nuevo centro es un ejemplo de la colaboración entre instituciones y entidades. Según dijo, el Gobierno aragonés tiene previsto concertar plazas con la residencia turolense en función de la demanda que exista. Contempla, igualmente, la concesión de subvenciones a aquellas personas con ingresos insuficientes para acceder al centro.

Más puestos de trabajo

María Victoria Broto recordó la importancia de los servicios sociales en la Comunidad Aragonesa, “que han supuesto mejoras en las condiciones de vida de las personas, pero también, en esta legislatura, un incremento de 2.000 puestos de trabajo”. “Es una inversión importante desde el punto de vista de la economía”, subrayó.

El nuevo centro para mayores dispone de unidades de convivencia para 10 o 20 usuarios con distintos grados de dependencia. Estos módulos, que constan de comedor, sala de estar, baño y zona de ‘office’ con nevera y microondas, permiten a los profesionales tratar a los residentes de manera personalizada y contribuyen, además, a que el usuario se sienta “como en casa”, explicó el director de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente. La metodología, que fomenta la autonomía de los residentes y favorece su intimidad, proviene de los países nórdicos, entre ellos Suecia, donde ya se aplica.

Etiquetas
Comentarios