Teruel

aragón, pueblo a pueblo

Perales del Alfambra: renovar las esperanzas

La instalación de dos grandes empresas, la salud del polígono industrial y las perspectivas de explotación del complejo deportivo en la antigua estación dibujan un futuro prometedor.

El alcalde de Perales del Alfambra, Jesús Jaime Polo, es de los que saben poner al mal tiempo buena cara. Para abrir fuego en la conversación, bromea con las cuestiones que genera su nombre compuesto. "¿Te has fijado que a los José Luis les llaman José Luis, y nadie les dice si suelen llamarle con un solo nombre? Sé que Jesús Jaime se oye menos, pero ya ves, así me llamo, los dos nombres juntos". Jesús Jaime lleva 16 años en la alcaldía, y ha aprendido a decir las cosas claras sin perder la compostura. "Llegué con la intención que te comentaremos la mayoría de alcaldes: hacer algo por mi pueblo, y en eso llevo desde entonces. Aquí la política no es lo más relevante, cada cual respetamos nuestras siglas, pero miramos por los objetivos de todos. Me satisface decir que ahora vivimos un clima de unión; era una meta desde que entré. Cada cual tiene sus ideas, por supuesto, pero el pueblo es primero".

Jesús Jaime se ha movido siempre en la agricultura y la ganadería. Como todos, ha ido capeando los diversos temporales echándole ingenio al asunto: del mismo modo se ha manejado con el municipio. "Cuando llegué al cargo todavía no había golpeado la crisis, pero llegó enseguida; una de las principales cuestiones fue manejar el parón de la economía tras años de alza. Ahora mismo hay buenas perspectivas, y es que estamos muy felices por la llegada de dos empresas".

El alcalde se refiere a Oviaragón, matriz del Grupo Pastores, y a Huevos Guillén. La primera va a centrar sus esfuerzos en el ovino de ordeño para la manufactura de quesos y otros productos lácteos, mientras que la granja avícola Huevos Guillén ultima la preparación de terrenos, accesos y servicios de un complejo que se mudó del emplazamiento original por no afectar a la zona ZEPA local, y que finalmente ocupará 288 hectáreas, con una capacidad total prevista (a pleno rendimiento: habrá dos fases) de 720.000 aves y la previsión de 30 puestos de trabajo.

Jesús Jaime recuerda los primeros pasos del polígono industrial del municipio, Los Llanos del Peirón, y las empresas asentadas en el término. "El polígono industrial estaba hecho cuando llegué a la alcaldía; justo entonces se instalaron la gasolinera y el asador-restaurante Casa Luis. El taller de los Hermanos Guillén, que son de Orrios, lleva un par de años allá; en el pueblo también están los dos talleres Rillo, que siguen muy activos. Son dos ramas de la misma familia, y por suerte hay faena para los tres. También tenemos Muebles del Hogar, y Cereales Teruel tiene aquí unas naves de sus cooperativas. Se desarrolló un proyecto quesero con implicación de buena parte del municipio, pero actualmente no está en funcionamiento".

Perales cuenta en el apartado de servicios con un supermercado, dos sucursales bancarias y farmacia. El bar situado en los bajos del edificio consistorial hay sitio para la clásica partida y, en este invierno atípico, para las mesas de terraza; también se cuenta con una sala de actividades, que está destinada a la asociación local de mujeres. Entre las curiosidades a la venta hay una que tocará la fibra sensible de los nostálgicos: chupachups de Kojak, aquellos con el chicle dentro, enseña de toda una generación de lamineros.

Las fiestas de invierno llegan el 3 de febrero en honor a San Blas. En un segundo esfuerzo celebrativo, la noche de San Juan se sigue cultivando la tradición del chopo y la hoguera, mientras que las fiestas patronales –con romería incluida– son a principios de agosto, con Santa Bárbara como inspiración. El verano pasado, el gran protagonista fue un ‘trapillo’ gestado en el taller ‘Teje tu pueblo’’ para cubrir a modo de toldo las calles del municipio; la colorida apuesta derivó en una imagen muy vistosa que fue la comidilla de la comarca.

En cuanto a las asociaciones, la que conjuga los esfuerzos de buena parte de los moradores de Perales (y también de los hijos del pueblo ausentes) es la Asociación Santa Bárbara, la más activa, que trata de animar la vida social del pueblo con actividades periódicas durante todo el año. Otro de los orgullos de Perales es la recuperación del antiguo edificio de la estación; en cuanto a los atractivos naturales, una de las excursiones con más incondicionales es la que lleva al barranco de Los Pozos.

En datos

Comarca: Comunidad de Teruel.

Población: 221.

Distancia a Teruel: 37 km.

Los imprescindibles

Fray Juan Cebrián

Nació en Perales en 1585; fue virrey de Aragón y arzobispo de Zaragoza. Dejó fondos en testamento para los estudios de los mozos del pueblo y a las doncellas casaderas: hoy, los intereses son incentivos para las y los estudiantes locales.

La Cruz Cubierta

Este humilladero, situado a la entrada del pueblo, es una construcción singular muy fotografiada por los visitantes. Hay diversos peirones, y el polígono industrial local tiene precisamente el nombre de Llanos del Peirón.

Villalba Alta

La única pedanía del municipio dista 5 kilómetros de Perales del Alfambra y cuenta como principal atractivo natural con una arboleda junto al río Alfambra; ofrece una hermosa vista desde el altozano a la salida hacia Perales.

Etiquetas
Comentarios