Despliega el menú
Teruel

Los municipios de Teruel afectados por la gota fría valoran los daños en casi 6 millones de euros

Ciento seis núcleos de población solicitan al Gobierno ayudas para costear la reparación de los destrozos

El Alfambra, muy crecido, a su paso por Villalba Baja el pasado 20 de octubre
El Alfambra, muy crecido, a su paso por Villalba Baja el pasado 20 de octubre
Jorge Escudero

El temporal que los pasados días 18 al 21 de octubre dejó caer sobre algunos puntos de la provincia de Teruel hasta 200 litros por metro cuadrado de lluvia acumulada resultó desastroso para las infraestructuras municipales y para determinadas zonas agrícolas. Redes de abastecimiento de agua, depósitos, plantas potabilizadoras, caminos rurales, instalaciones deportivas, zonas de recreo, azudes y acequias, sufrieron daños que ascienden, según la valoración que los 106 municipios afectados acaban de presentar a la Subdelegación del Gobierno, a 5.798.472 euros.

La población que ha acreditado mayores destrozos es Olba, cuyo Ayuntamiento calcula en 630.000 euros el coste de reparar los daños que causó el desbordamiento del Mijares. Le sigue Orrios, que valora en 600.000 los daños por arrastre de tierras en campos de cultivo y en infraestructuras públicas. Montalbán cifra en 370.000 euros el perjuicio por la riada del Martín y La Ginebrosa, que soportó las crecidas del Guadalope y el Bergantes, en 286.000. Alfambra, que vio anegada toda la vega por el río del mismo nombre, presenta daños por 200.000 euros.

La petición se enmarca en el acuerdo del Consejo de Ministros adoptado el pasado 2 de noviembre que declaró a la provincia 'zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil' y, por tanto, merecedora de subvenciones de hasta el 50% para obras de reparación.

“Las afecciones han sido importantes y han alcanzado a un tercio de los núcleos de población -incluye pedanías- de la provincia”, ha dicho esta mañana el subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, quien ha recordado que los ríos Bergantes, Matarraña, Martín, Guadalope, Turia, Alfambra, Guadalaviar y Mijares experimentaron importantes crecidas y en algunos casos se desbordaron.

Salvo la tormenta de granizo que en 2003 reventó la práctica totalidad de los tejados de las casas de Alcañiz, ningún temporal había causado tantos y tan costosos daños en los municipios de la provincia de Teruel.

La imprudencia en el Bergantes, sin sanción

José Ramón Morro ha descartado que los dos jóvenes que tuvieron que ser rescatados del Bergantes tras haberse metido en el cauce con un kayak en plena crecida de este río vayan a ser sancionados por la temeridad cometida. Según ha explicado el subdelegado del Gobierno en Teruel, un informe jurídico solicitado a la Abogacía del Estado señala que las imprudencias no figuran en el Código Penal. “No podemos aplicar una sanción, así de simple; no está tipificada la imprudencia en nuestro Código Penal ni existe tampoco vía de sanción administrativa para estas personas que pusieron en riesgo la vida o la integridad de otras personas que acudieron a rescatarles”, ha dicho.

No obstante, los dos jóvenes sí tendrán que hacer frente a los gastos derivados de la actuación del equipo de bomberos de la Diputación Provincial, que logró sacarlos de las ramas de un árbol en medio del cauce en las que se habían sujetado para no ser arrastrados por la corriente.

Etiquetas
Comentarios