Despliega el menú
Teruel

La reparación de calles de Teruel cuesta 1,9 millones de euros en 4 años

La alcaldesa, Emma Buj, dice que la ciudad carecía de mantenimiento y presume de haber reparado 100 vías.

El puente de la Equivocación, en Teruel.
El puente de la Equivocación, en Teruel.
Jorge Escudero

El Ayuntamiento de Teruel ha destinado 1,9 millones de euros a la reparación de 100 calles en los últimos cuatro años, en gran parte con los fondos recibidos del Gobierno aragonés pero también con recursos propios. Entre las actuaciones más costosas, destaca la repavimentación de la Vía Perimetral, muy deteriorada por el uso de una grava que se descompone con las heladas y la sal. La obra de mejora de esta circunvalación ascendió por sí sola a 620.000 euros.

La alcaldesa, Emma Buj, que este jueves hizo balance de la operación asfalto de 2018, reconoció que la ciudad "no tuvo el mantenimiento adecuado" en los años de la crisis económica, pero manifestó el "compromiso" del actual Ayuntamiento de mejorar la conservación de las calles y plazas.

El plan de asfaltado de 2018 ha supuesto una inversión de 263.950 euros, que han servido para mejorar el estado de once calles, varias de ellas afectadas también por el mismo problema de desgaste prematuro debido a la utilización de áridos de la misma cantera que se empleó en la Perimetral. El pavimento de la autovía Mudéjar también presenta el mismo inconveniente a su paso por Teruel y está en proceso de renovación.

Buj afirmó que, en contra de lo ocurrido en 2017, el Ayuntamiento agotará en 2018 la subvención del Gobierno aragonés para la pavimentación de calles –el año pasado se perdieron 30.000 euros al no ejecutarse en plazo–. Añadió que el sobrante derivado de las ofertas a la baja para ejecutar las obras se destinará a reparar la plaza de Domingo Gascón. El ritmo de inversión desde 2015 supera los 250.000 euros anuales, a los que hay que sumar otros 164.000 gastados en las pedanías en el cuatrienio.

La mejora del estado de las calles de la ciudad todavía tiene pendiente la reparación de los enlosados de la céntrica plaza de la Catedral y de otras vías del Centro Histórico. El ultimo pleno municipal aprobó por unanimidad una propuesta de Ganar Teruel para redactar un informe sobre la situación del adoquinado y proceder a su reparación.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha iniciado el proceso para expropiar las parcelas afectadas por los proyectos de mejora de la Cuesta de los Gitanos y el Camino de Capuchinos, dos vías en situación precaria pero que registran un tráfico cada vez más intenso como accesos a dos de los barrios más poblados de la capital: San León y el Ensanche. La alcaldesa señaló que los proyectos de obra de ambas calles deberán actualizarse y reconoció que el proceso de expropiación previo a la licitación puede ser largo.

Las mejoras del Camino de Capuchinos y de la Cuesta de los Gitanos figuran entre los proyectos del programa europeo Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI), con un presupuesto total de 10 millones de euros a ejecutar antes de 2023.

Etiquetas
Comentarios