Despliega el menú
Teruel

Vía libre a la renovación del firme de la N-211 de Monreal a Guadalajara tras 20 años

Fomento ha formalizado el contrato con la empresa adjudicataria por un coste de 1,95 millones.La crisis dejó fuera el arreglo de esta carretera, eje natural de comunicación entre Teruel y Madrid.

Las grietas, parcheadas, recorren la N-211 –en la foto– entre Monreal del Campo y Guadalajara.
Las grietas, parcheadas, recorren la N-211 –en la foto– entre Monreal del Campo y Guadalajara.
Javier Escriche

El inicio de las obras de rehabilitación del firme de la N-211 en los 17 kilómetros que van de Monreal del Campo al límite con la provincia de Guadalajara ya no tiene excusas. El Ministerio de Fomento, según publicó ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE), ha formalizado ya el contrato con la empresa adjudicataria de los trabajos, Hocensa SA, resolviendo así el último trámite burocrático que quedaba pendiente antes de dar comienzo al proyecto de mejora.

El alcalde de Monreal del Campo, Carlos Redón, calificó ayer de "magnífica noticia"el final del proceso de adjudicación de la obra, que permitirá renovar el firme de un tramo de carretera que lleva más de 20 años con la misma capa de rodadura, a pesar de que la vida media del asfalto en una calzada oscila entre los 12 y los 15 años.

La recesión económica de 2008 congeló cualquier intervención de mejora en esta vía de comunicación natural entre la capital turolense y Madrid a través de Monreal del Campo y lo único que se ha hecho en los últimos años es tapar con alquitrán las grietas que se han ido abriendo a miles en el asfalto a fuerza de pasar camiones y coches.

La tramitación para la ejecución del proyecto se ha retrasado aún más por las dificultades surgidas en el proceso de adjudicación, después de que dos empresas renunciaran a llevar a cabo el arreglo de la precaria N-211 en el tramo turolense. De hecho, los trabajos salieron a licitación en julio de 2017 y fueron adjudicados a una empresa en octubre de ese mismo año. Sin embargo, esta constructora se retiró y lo mismo hizo la siguiente en la lista de aspirantes con mejor puntuación.

"Ya era hora"

También los transportistas turolenses celebraron ayer la formalización del contrato entre Fomento y la empresa adjudicataria de la rehabilitación del firme, un trámite que da vía libre al arranque de las obras. El presidente de la asociación que aglutina a todo el sector en la provincia, César Soriano, afirmó que, tras los trabajos, mejorará la seguridad en la N-211, ahora muy condicionada por el tremendo desgaste que presenta el firme. "Ya era hora de que se hiciera realidad el arreglo", dijo Soriano, quien apremió para que "ahora vayan llegando las mejoras al resto de las carreteras de Teruel, que también están en muy mal estado".

El contrato afecta al tramo comprendido entre los puntos kilométricos 91,450 al 108,349 y para llevar a cabo el proyecto de mejora está prevista una inversión de 1,95 millones de euros.

Las obras consistirán en la reparación localizada de deterioros que afectan a la explanada de la carretera, el fresado de la capa de rodadura actual de la calzada y su reposición, explicó ayer en una nota el Ministerio de Fomento. Posteriormente, sobre toda la superficie pavimentada, se extenderá una capa de mezcla bituminosa discontinua y se pintarán las marcas viales.

Está prevista una actuación importante en el firme de la carretera a su paso por Monreal del Campo. En esta travesía urbana, se demolerá el firme y se reconstruirá manteniendo la rasante de la rodadura actual. El proyecto contempla igualmente la adecuación de accesos e intersecciones, la reposición de las instalaciones de la carretera afectadas por las obras y la colocación de bordillos, isletas, elementos de drenaje y barreras.

Carlos Redón afirmó que la mejora de la carretera N-211 reforzará el carácter de "nudo de comunicaciones" que ya tiene Monreal del Campo, algo que, sin duda, hará todavía más atractiva la zona para la llegada de nuevas industrias. A su juicio, el municipio disfruta de una posición estratégica que no tienen otras localidades de la provincia de Teruel.

"Estamos en un punto neurálgico, lo que nos empuja a luchar para conseguir inversiones públicas que ayuden a que nuestra zona industrial crezca", manifestó el alcalde de Monreal del Campo, quien recordó que la localidad se encuentra en un cruce de carreteras entre la N-234 (Sagunto-Burgos?) y la N-211, y muy cerca de la autovía Mudéjar o A-23. "La mejora de las comunicaciones con el resto de España es muy importante", remarcó.

La N-211 es vital para la provincia turolense, habida cuenta de que Teruel es la única capital de provincia que no tiene conexión ferroviaria con Madrid.

Etiquetas
Comentarios