Despliega el menú
Teruel

A prisión el hombre acusado de apuñalar a su compañero de piso de acogida

La víctima permanece en estado grave en la Uci del Miguel Servet tras sufrir ocho heridas de arma blanca en un costado

El acusado, en el momento de entrar al coche policial que lo conduciría a la cárcel.
A prisión el hombre acusado de apuñalar a su compañero de piso de acogida
Javier Escriche

El hombre sospechoso de haber apuñalado el pasado viernes por la noche al compañero con el que compartía en Teruel la casa de acogida del Colegio de San Nicolás de Bari -gestionada por religiosos-, P. M. G., de 36 años y natural de Guinea Bisau, ha sido enviado a prisión provisional, comunicada y sin fianza, por orden del juez.

El acusado, detenido tras los hechos, ha prestado declaración durante toda la mañana en el Palacio de Justicia de Teruel hasta que, sobre las 13.00, ha sido conducido a la cárcel en un coche de la Policía Nacional. La víctima, Justin Gomis, de 45 años y nacido en Senegal, se encuentra en estado grave en la Uci del hospital zaragozano Miguel Servet.

La abogada que defiende al acusado, Elena Budría, ha explicado que su representado niega ser el autor de las ocho heridas por arma blanca que presentaba la víctima en su costado izquierdo. Hasta ahora no ha sido encontrada el arma utilizada en la agresión.

El procesado, al que se le imputa un delito de homicidio en grado de tentativa, admite que había discutido con Justin Gomis, pero afirma que no le agredió, ha explicado la abogada. P. M. G. ha relatado al juez que Justin Gomis, en un momento dado, salió al patio y cuando entró llevaba ya sangre por su cuerpo.

No obstante, el Ministerio Fiscal ha solicitado su ingreso en prisión al estimar que los hechos han generado alarma social y que existe riesgo de fuga dada la elevada pena que conlleva el delito que se le atribuye a P. M. G. Además, la Fiscalía considera que en el momento en que ocurrió la agresión no había más personas en el lugar, ha explicado Budría. Todos estos argumentos han sido valorados por el juez a la hora de enviarlo a la cárcel.

P. M. G. llevaba un año y medio viviendo en la 'Casa de la Misericordia', como se conoce la finca, mientras que Justin Gomis hacía 4 años que había entrado en la vivienda. Un tercer hombre que convivía con ambos y que ha acudido al juzgado esta mañana para interesarse por la situación de sus compañeros ha relatado que él se encontraba en el piso superior cuando se produjo la disputa y que no pudo ver nada. Ha señalado que ambos tenían frecuentes discusiones y que él tenía que calmarlos para que la convivencia pudiera continuar.

Etiquetas
Comentarios