Teruel
Suscríbete por 1€

La emigración de hace un siglo tiende puentes entre Jabaloyas y Utah

El cónsul de España en el estado norteamericano apoya el hermanamiento de la localidad turolense con el pueblo al que fueron a trabajar 61 vecinos a principios del siglo XX.

Jabaloyas va estrechando lazos con las localidades a las que emigraron sus vecinos
Baldomero Lago –en el centro, junto al alcalde Antonio Sánchez– y Raúl Ibáñez, en Jabaloyas.
HA

El cónsul honorario de España en el estado de Utah (Estados Unidos), Baldomero Lago, ha iniciado los contactos administrativos para el hermanamiento de Jabaloyas con la ciudad estadounidense de Copperton, que en el primer tercio del siglo XX fue destino de una oleada migratoria que atrajo a 61 vecinos de la localidad turolense para trabajar como mineros y pastores. El Ayuntamiento ha puesto en marcha el proceso en memoria de aquel insólito episodio migratorio.

Lago visitó Jabaloyas el pasado 22 de junio para reunirse con el Ayuntamiento y con familiares de los expatriados, que, en su gran mayoría, regresaron a España después de ‘hacer las Américas’. Los descendientes de los emigrados le relataron al cónsul las historias que estos les habían contado sobre su estancia a más de 6.000 kilómetros de casa, como la del pastor que mató al oso que atacó a su rebaño o la vigilancia permanente de los ganaderos frente el acecho de los coyotes. Una vecina explicó que su padre, Urbano Rodríguez, tuvo que ser hospitalizado al llegar a Nueva York tras 11 días de agotadora travesía.

El investigador Raúl Ibáñez, que ha desentrañado los detalles de aquel episodio histórico, señaló que el cónsul se mostró "sorprendido" por el hecho de que un pueblo que actualmente tiene 66 residentes censados hace un siglo mandará a 61 vecinos al corazón de los Estados Unidos en busca de una vida mejor. Según Ibáñez, Baldomero Lago se declaró "encantado" con la idea del hermanamiento y ha establecido contactos con las autoridades de Copperton.

Lago llegó a Jabaloyas en el contexto de una visita programada España y tras recibir una comunicación del cónsul general de España en Los Ángeles (California, Estados Unidos), Javier Vallaure, al que, a su vez, llegó la información desde la Subdelegación del Gobierno en Teruel.

El alcalde de Jabaloyas, Antonio Sánchez, confía en materializar el hermanamiento tras el "compromiso" del cónsul de impulsarlo. Si no hay imprevistos, se podría materializar en el plazo de un año. Señaló que será una forma de recordar "a los antepasados que fueron a trabajar allí". "Nos ilusiona que el sacrificio de los vecinos que emigraron hace un siglo no quede en olvido", añadió. A su juicio, los jabaloyanos que hicieron un viaje transoceánico hace cien años para trabajar en minas o de pastores demostraron "mucho coraje", y el hermanamiento será una forma de reconocer aquella odisea.

Antonio Sánchez señaló que Copperton y Jabaloyas "comparten" parte de su pasado y de su cultura a través de la colonia de emigrados de la localidad turolense, que, al volver a casa, importaron algunas costumbres estadounidenses, como la afición al póker o al boxeo. Además trajeron objetos de recuerdo que sus descendientes "guardan como auténticos tesoros", según cuenta Ibáñez.

El dosier entregado al cónsul señala que Jabaloyas quiere "agradecer" a Utah la acogida que recibieron sus hijos emigrados en busca de un futuro mejor. Señala que gracias a los ahorros que consiguieron en Bingham Canyon "consiguieron una vida mejor" en España. A finales de los años treinta del siglo XX, casi todos habían regresado y apenas quedó rastro de su presencia en los Estados Unidos.

A los 61 emigrados a las minas de Utah hay que sumar otros tantos naturales de Jabaloyas que en el primer tercio del siglo XX recalaron en los estados de Idaho, New York y Florida. La explotación minera de Copperton, una de las más grandes del mundo a cielo abierto, sigue en producción. El crecimiento del desmonte ha absorbido la población de Bingham Canyon. Del próspero pueblo minero en el que vivieron los turolenses no queda rastro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión