Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La subida del agua dejó atrapados a los espeleólogos en la cueva de Teruel

Afortunadamente conocían la cueva de El Vallecillo, pues uno de ellos la había recorrido hacía diez años.

Rescatados los tres espeleólogos atrapados en una cueva de la Sierra de Albarracín
Desaparecen tres espeleólogos en una cueva de la Sierra de Albarracín

Una fuerte tormenta provocó la inundación de los sifones y salas por los que debían salir de la Cueva de la Obriga, de El Vallecillo (Teruel), los espeleólogos que quedaron atrapados el pasado martes, según han explicado ellos mismos tras ser rescatados sanos y salvos por la Guardia Civil.

Miguez Azcona, de 38 años; Marzo Moreno, de 49; y Félix Montoliu, de 47, son tres espeleólogos experimentados de Villarreal (Castellón) y Valencia que llevaban varios días realizando estas actividades en la provincia.

Tal y como apuntaron a los medios, conocían la cueva de El Vallecillo, pues uno de ellos la había recorrido hacía diez años. "Sabía que había pasos acuáticos que no eran difíciles en situaciones normales", ha afirmado Azcona a la salida de la cueva.

Los tres entraron a las 10.30 del pasado martes con el objetivo de hacer un recorrido de seis horas. Antes, consultaron la previsión meteorológica y vieron que no se vaticinaban lluvias en la zona; también preguntaron a gente del lugar y les dijeron que no había llovido en los días anteriores, así que consideraron que el recorrido parecía seguro.

"Cuando entramos, los niveles estaban bien, pero a partir de ese momento cayó una tormenta muy fuerte que no estaba en las predicciones", aseguraron los rescatados.

Subieron entonces los niveles del agua y decidieron volver a la salida tres horas antes de lo que tenían previsto, pero encontraron inundadas las salas por las que habían pasado antes.

Según sus palabras, el nivel de agua se elevó en algunos lugares hasta siete u ocho metros, por lo que decidieron montar un campamento en una zona seca y esperar a que bajara el nivel. En esa zona permanecieron secos y calientes, e incluso durmieron mientras hacían turnos para consultar la evolución del nivel del agua.

Contaron que éste empezó a bajar tras la fuerte subida inicial, pero pronto se dieron cuenta de que el ritmo de bajada de agua era muy lento. Fue entonces cuando supieron que tendrían que ser rescatados, por lo que fueron dejando "pistas" a la Guardia Civil para que, al poco de llegar, comprobaran que estaban en la cueva y en buen estado.

Una vez fuera de peligro, han agradecido el trabajo del efectivos de la Guardia Civil que les ayudó a salir con equipos de buceo y oxígeno, ya que gracias a ellos, "en un tiempo corto", han podido salvar la vida en un periodo de tiempo corto. Llegaron a pensar que estarían una semana en el interior de la cueva.

Los espeleólogos han lamentado la preocupación causada y han agradecido del pueblo, cuyos ciudadanos han ayudado en las tareas de rescate.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión