Despliega el menú
Teruel

El pantano del Arquillo pagará por primera vez el IBI 51 años después de su construcción

El Catastro comunica al Ayuntamiento que el valor catastral de la presa asciende a 4,5 millones de euros, que generan un impuesto de 15.252 euros a pagar por la CHJ.

La presa del Arquillo, llena tras las lluvias acumuladas en los últimos cuatro meses.
El pantano del Arquillo pagará por primera vez el IBI 51 años después de su construcción
Jorge Escudero

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) pagará por primera vez en 2018 el impuesto de bienes inmuebles (IBI) correspondiente a la presa del Arquillo, de 21 hectómetros cúbicos e inaugurada en 1967. Para la aplicación del tributo municipal, la Gerencia del Catastro acaba de comunicar al Ayuntamiento que el valor catastral del pantano es de 4,5 millones de euros. El recibo que pasará a cobro el Consistorio ascenderá a 15.252 euros, aunque el importe total del IBI a liquidar será mayor porque el embalse se reparte entre los términos de la capital turolense y la vecina Cella, que cobrará otros 7.000 euros.

El proceso para elaborar la valoración catastral –la base sobre la que se aplica el tipo impositivo del IBI– arrancó en 2017 con la ponencia del Catastro que fijó el valor del Arquillo, calificado como un bien inmueble de características especiales (BICE) de la categoría B, correspondiente a "grandes presas" –con más de 30 metros de altura– que no se usan exclusivamente para riego. Tras una fase de alegaciones, el resultado final ha servido al Ayuntamiento para pasar el recibo con un tipo impositivo del 0,6%, específico de los BICE.

La presa disfrutará de una rebaja de la base impositiva de 800.000 euros hasta 2026, lo que sitúa el valor catastral que devengará IBI en 3,7 millones de euros, de los cuales 2,4 tributan en Teruel y 1,3 en Cella.

Desde el Ministerio de Hacienda no supieron precisar por qué la valoración catastral y la consiguiente tributación a los ayuntamientos se ha demorado medio siglo tras la entrada en servicio de la infraestructura. El pantano constituye la principal fuente de abastecimiento de agua de Teruel, además de destinarse a riego y a una piscifactoría. Tras pasar una apurada situación por sequía en 2018 hasta caer al 13% de su capacidad, las lluvias de los últimos meses han disparado las reservas hasta el 91%. Actualmente, tiene las compuertas abiertas liberando el mismo caudal que recibe del Guadalaviar.

La misma ponencia que valoró el Arquillo fijó el valor catastral del pantano de Pena, correspondiente a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y situado entre Valderrobres y Beceite. El alcalde de la primera localidad, Carlos Boné, dijo estar a la expectativa de la comunicación de la valoración para cobrar el correspondiente IBI a la CHE. El pago se repartirá entre los dos municipios afectados por la obra, que inunda un 70% de tierras de Beceite y un 30% en Valderrobres, mientras que la presa se reparte al 50% entre los dos términos.

Etiquetas
Comentarios