Despliega el menú
Teruel

El Arquillo desembalsa en 15 días agua suficiente para abastecer a Teruel un año

La presa, casi agotada hace solo cuatro meses, libera caudales al mismo ritmo que las aportaciones del Guadalaviar para prevenir avenidas.

La presa del Arquillo desembalsa desde el pasado 28 de mayo.
La presa del Arquillo desembalsa desde el pasado 28 de mayo.
Jorge Escudero

El pantano del Arquillo, la principal fuente de abastecimiento de agua a Teruel, ha liberado desde que inició el desembalse técnico para dejar hueco a posibles avenidas agua equivalente al consumo de la ciudad durante un año. Desde que el 28 de mayo se abrieron las compuertas la presa ha vertido al Guadalaviar 3,3 hectómetros cúbicos, un volumen similar a las necesidades anuales de la capital turolense.

La Confederación Hidrográfica de Júcar (CHJ) decidió desembalsar a finales de mayo al alcanzar los 19,4 hectómetros cúbicos, el 92% de la capacidad total, 21 hectómetros cúbicos. Los altos niveles de llenada se alcanzan tras superar la peor sequía desde 1995. El pasado febrero la presa almacenaba 2,8 hectómetros cúbicos, el 13% de la capacidad.

Ante la escasez de reservas embalsadas, el Ayuntamiento aplicó restricciones como cerrar las fuentes públicas, suprimir el baldeo de calles y limitar el riego de parques y jardines. Una sucesión de lluvias y nevadas, sobre todo en la cabecera del Guadalaviar, han normalizado la situación.

Desde el 28 de mayo, además de verter 3,3 hectómetros cúbicos por el desembalse técnico -para prevenir avenidas-, el Arquillo ha liberado otros 0,3 en concepto de caudal ecológico. Aunque hoy el caudal de salida es de solo 0,6 metros cúbicos por segundo, durante la última quincena alcanzó picos de hasta 6 metros cúbicos.

Etiquetas
Comentarios