Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Igor el ruso se muestra "desafiante" al negar su relación con los robos en los masicos de Albalate y Andorra

En su declaración mostró una actitud "chulesca", según el abogado de una de las víctimas de los robos.

El exmilitar serbio Norbert Feher, en su traslado a los juzgados de Alcañiz tras su detención.
La Guardia Civil recogió 31 casquillos donde Igor el Ruso asesinó a dos agentes
Jorge Escudero

Norbert Feher, más conocido como Igor el ruso, compareció por videoconferencia ante el Juzgado número 1 de Alcañiz para declarar sobre los delitos perpretados contra la propiedad días antes de la doble tentativa de homicidio contra dos vecinos de Albalate del Arzobispo, que se produjeron el día 5 de diciembre, y los días posteriores, hasta el día del triple asesinato. La causa trata de depurar responsabilidades respecto a una decena de robos con fuerza en varios masicos de la zona de Albalate y Andorra, además de la muerte de un perro en una de esas viviendas.

Pese a que en un primer momento Feher se acogió a su derecho a no declarar, el asesino confeso de José Luis Iranzo y los dos Guardia Civiles, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, acabó contestando a las preguntas de la jueza. Lo hizo a través de videoconferencia, en italiano y mostrando una actitud desafiante y algo “pasota” y “chulesca”. “Estaba muy sonriente, como de cachondeo. La jueza incluso tuvo que llamarle en varias ocasiones la atención, porque no paraba de sonreir e interrumpir el proceso”, explicó David Pérez, abogado del dueño del perro que apareció muerto a finales de noviembre en uno de los masicos de la zona de Albalate. “Ha cambiado físicamente, ya no se le ve tan fuerte como en las imágenes que pudimos ver tras los asesinatos en los medios. La cárcel parece haberle pasado factura”, aseguró.

Pese a que Norbert Feher no reconoció ninguno de los delitos por los que se le juzga en este proceso, sí que hizo mención a lo ocurrido los días 5 y 14 de diciembre. “Debió de confundir los términos por los que estaba declarando. No reconoció los robos perpetrados en una decena de masicos y sin embargo mencionó los disparos realizados a “un viejo” y a los dos Guardia Civiles. Además, nombró la casa de campo del ganadero (José Luis Iranzo) en una ocasión”, indicó David Pérez.

Cabe recordar que es la causa contra Norbert Feher está divida en tres partes. Por un lado el Juzgado número 1 de Alcañiz se encarga de las causas contra los delitos de la propiedad privada ocurridos los días anteriores, desde finales de noviembre al 5 de diciembre, y posteriores a la doble tentativa de homicidio contra los vecinos de Albalate. Además, investiga este doble tiroteo. Por otro lado, el Juzgado número 2 lleva la causa del triple asesinato de Iranzo, Romero y Caballero ocurrido el 14 de diciembre.

Tanto las partes, como el Ministerio fiscal y la acusación popular de las tres causas piden que se unifiquen las causas y así se pueda juzgar de manera conjunta a Norbert Feher. El pasado mes de marzo se presentó el recurso de apelación pertinente en la Audiencia Provincial de Teruel para unificar las causas. La respuesta todavía no ha llegado y se espera que la resolución pueda conocerse en las próximas semanas.

Piden ampliar las autopsias para conocer cómo fallecieron los guardias

Dos de los abogados de las familias de los guardias Victor Caballero y Víctor Romero han solicitado una ampliación de los informes de la autopsia para conocer más datos de cómo fueron sus muertes (tiempo que tardaron en fallecer y qué disparo fue determinante) y de los chalecos para comprobar si tenían “la protección requerida”.

La petición de los dos informes la han realizado tanto la abogada de la madre y hermanos de Caballero en un primer momento y después, el letrado de la viuda y la hija de Romero. En ambos casos las solicitudes son muy parecidas aunque sus argumentaciones de los objetivos sí son distintas.

En el caso de la familia de Caballero, han pedido estas diligencias porque entienden que son necesarias para determinar tres cuestiones clave: si se hubiera podido evitar su fallecimiento con una atención médica inmediata y especializada en el lugar del tiroteo, si se le practicó el protocolo de reanimación de forma correcta a la vista del estado del agente, y si el chaleco antibalas que portaba le hubiera salvado la vida en caso de haber protegido suficientemente zonas vitales alcanzadas por los disparos.

En cuanto a su muerte también piden al Centro de Salud donde se trasladó a Caballero, el de Andorra, conocer la hora exacta en la que llegó y si lo hizo con vida y el protocolo de reanimación que se siguió.

Por otro lado, también reclaman la ampliación del Informe de la Unidad Orgánica de Policía Judicial para conocer si el chaleco antibalas que portaba Caballero era el adecuado, el nivel de protección que debe tener un chaleco frente a impactos de armas de fuego, si su protección era la requerida, qué superficie de zonas vitales debía proteger y si en su caso esas zonas vitales estaban suficientemente protegidas. En este caso, la jueza ha contestado a la petición denegándola al asegurar que invade las diligencias en las que aún se está trabajando y que están aún en el sumario que es secreto.

En cuanto a la solicitud de Jorge Piedrafita, el letrado de la mujer e hija de Víctor Romero, tiene tres objetivos: poder acreditar que el agente y su compañero fueron atacados de una forma en la que no pudieron sobrevivir o tenían muy escasas opciones de ello, en el hipotético caso de haber podido sobrevivir el tiempo necesario para ello para que hubieran podido pedir ayuda médica si no les hubieran sido sustraídas sus pertenencias (el teléfono móvil de Romero), y que se pueda establecer que la situación de los disparos implica una pericia objetiva e intencionalidad en su ejecución por parte del acusado al disparar para provocar la muerte de los agentes al efectuar los disparos fuera de los equipos de protección con independencia de la talla de los mismos, con un claro dolo y alevosía que son incompatibles con la versión de legítima defensa manifestada por el acusado.

También se solicita que se consulte al Centro de Salud de Andorra para que informe sobre si el agente Víctor Romero llegó con vida al centro sanitario y si suna vez se encontró en el mismo qué actuación sanitaria se llevó a cabo hacia esta persona en correlación a las lesiones que padecía y con qué cronograma horario se practicaron las mismas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión