Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El Arquillo deja hueco para posibles avenidas

Caudal de salida de la presa al río Guadalaviar para compensar las entradas.
Caudal de salida de la presa al río Guadalaviar para compensar las entradas.
Jorge Escudero

El pantano del Arquillo, situado aguas arriba de Teruel, liberaba este viernes 3 metros cúbicos por segundo, la misma cantidad que entra en el embalse procedente del Guadalaviar. Desde el pasado día 28, el caudal de salida se ha multiplicado por 10 para reservar un volumen de "resguardo" de 1,5 hectómetros cúbicos destinado a contener posibles avenidas. La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) inició el desembalse al alcanzar los 19,4 hectómetros cúbicos, el 92% de la capacidad total –de 21 hectómetros cúbicos–, para compensar las entradas.

El colchón para prevenir riadas varía en función del riesgo de precipitaciones intensas. Es más elevado en meses propicios a las lluvias copiosas, como los del otoño y la primavera, y más reducido en temporadas poco lluviosas. En mayo el "resguardo" del Arquillo fue de 3,5 hectómetros cúbicos, mientras que en junio y julio se reduce a 1,5, en agosto es nulo y en septiembre vuelve a crecer a 3 hectómetros.

El desembalse para garantizar hueco a las posibles avenidas del Guadalaviar alcanzó picos de hasta 5,75 metros cúbicos por segundo, frente a los 0,4 que la presa liberaba hasta el pasado día 28 para agua de riego y preservar el ecosistema fluvial.

Al superar los 5 metros cúbicos de desembalse por segundo, la CHJ comunicó esta circunstancia al servicio de Protección Civil de la Provincia. La principal causa de la rápida subida del nivel de pantano y del elevado caudal del Guadalaviar al llegar al embalse –hasta 6,7 metros cúbicos por segundo, el día 30– son las copiosas lluvias de la cabecera de la cuenca, en las zonas altas de la sierra de Albarracín.

La situación actual contrasta con la acentuada sequía que rebajó las reservas embalsadas hasta 2,8 hectómetros cúbicos, el 13% de la capacidad total, el pasado febrero, hace solo tres meses. La caída obligó a utilizar pozos para abastecer a la capital, una medida que encareció el suministro.

Ejemplo de costes por sequía

Una fuente de la CHJ señaló que el Plan Especial de Sequía que acaba de aprobar este organismo de cuenca incorpora como una de las principales novedades respecto al borrador inicial la valoración de impacto económico derivado de la escasez de reservas en el abastecimiento de poblaciones, y alude a Teruel como principal ejemplo de costes añadidos derivados de la falta de recursos hídricos. La utilización de pozos para suministrar agua a la ciudad por el descenso del Arquillo multiplicó por cinco el coste energético de la extracción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión