Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El vecino que sirvió de guía para buscar al Ruso no sospechaba el peligro que corría

Víctor M. G. S. participó en el operativo tras la llamada de Iranzo padre sin chaleco y conduciendo solo su propio coche.

El vecino de Andorra que guió a los agentes hasta la zona del Saso, saliendo este miércoles del Juzgado.
El vecino de Andorra que guió a los agentes hasta la zona del Saso, saliendo este miércoles del Juzgado.
L. Castel

El vecino de Andorra, Víctor M. G. S, que guió a los agentes hasta las proximidades del Mas del Saso, después de que el padre del agricultor José Luis Iranzo alertara por teléfono de que había escuchado disparos en la zona, no era consciente del peligro que corría. Esto fue lo que testificó este miércoles, según fuentes próximas al caso, ante la juez de Alcañiz, en el marco de las declaraciones que se llevan sucediendo en las últimas dos semanas en el Juzgado de Alcañiz por el triple crimen de Andorra cometido por Norbert Feher, alias El Ruso. El vecino dijo que participó en el dispositivo conduciendo su propio coche, que además era el primero de los tres vehículos del operativo, y sin chaleco. En estas citaciones también están presentes y pueden preguntar la fiscal y abogados de las acusaciones, entre ellos, los letrados Pablo Martínez, Mariano Tafalla, Enrique Trebolle y Jorge Piedrafita.

Según fuentes cercanas al caso, Víctor M. G. S ratificó este miércoles que se ofreció a acompañar a los agentes a la zona del Saso sin saber que iban al mas de Iranzo y con qué motivo. Esta persona, que este miércoles incluso portó un mapa para situar los hechos, se quedó a unos 200-500 metros (según los distintos testimonios que recoge el sumario) del lugar donde Norbert Feher acababa de asesinar a Iranzo y pasó cerca del escenario donde acabó con la vida de los dos agentes del equipo Roca, Víctor Romero y Víctor Caballero. El atestado pone de manifiesto que, cuando el cuartel de Andorra recibió un aviso tras la llamada del padre de Iranzo de que se habrían producido una serie de disparos en el Mas del Saso, los agentes allí presentes desconocían la ubicación exacta de este lugar ya que, como consta en las diligencias, lo conocían como El Ventorrillo. Así que uno de ellos llamó por teléfono a un amigo, Víctor, para consultarle y éste se ofreció de guía.

Hasta allí se desplazaron tres coches: primero iba el vecino con su vehículo, después un Nissan Pathfinder oficial con cuatro agentes (capitán, alférez y dos guardias) y por último un Nissan Terrano oficial con los Roca.

A la altura del kilómetro 18.500 abandonaron la A-223 para tomar un camino hacia el Saso. Antes de llegar observaron a mano izquierda "un vehículo estacionado con las luces encendidas". Ese coche era la ‘pick up’ que Feher había robado a Iranzo tras asesinarle. Al pasar a su altura, un oficial ordenó a los Roca a través de los transmisores que se desviaran y verificaran dicho vehículo mientras ellos continuaron su marcha hacia el Saso. No es hasta 200-500 metros de este paraje en el que el padre de Iranzo había escuchado disparos, cuando le piden al civil que "por motivos de seguridad" abandone el lugar el solo. El atestado continúa afirmando que tras "comprobar y asegurar la zona no observan ninguna anomalía", por lo que regresan hasta donde habían dejado al equipo ROCA "unos 20 minutos antes". Una vez allí se encuentran a los dos agentes en el suelo. Además de Víctor M. G. S. este miércoles también declaró Emilio B. A., el dueño del mas del Zumino, un corral en el que se escondió Feher y en el que incluso quedaba una pistola y que no encontró hasta mes y medio después del crimen, pese a que se sitúa contiguo al lugar donde se asesinó a los guardias. También testificaron los dos agentes que estuvieron con Iranzo padre y que llegaron desde Híjar. Estos aseguraron que, si bien encontraron el cuerpo sin vida de su hijo, no pudieron dar aviso porque en ese momento no funcionaban las emisoras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión