Despliega el menú
Teruel

Ramón Millán: «El Gobierno y la DGA nos ignoran para colgarse las medallas contra la despoblación»

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, del PAR, «muy molesto» con la comisionada para el reto demográfico por «no interesarse» por el trabajo de esta institución contra el desplome poblacional.

Ramón Millán, a las puertas de la Diputación Provincial.
Ramón Millán, a las puertas de la Diputación Provincial.
Antonio García/Bykofoto

¿Tiene solución la despoblación de Teruel?

Estoy convencido de que sí. Todo el mundo habla de las consecuencias de la despoblación y de las posibilidades de revitalizar el territorio, pero nadie pone medidas en marcha. Y no tenemos tiempo. Por eso desde la Diputación Provincial (DPT) hemos puesto en marcha el plan ‘113. SOS Teruel’ contra la despoblación, porque la situación es de emergencia y requiere de una solución urgente.

¿Por dónde hay que empezar la lucha contra la despoblación?

Hay que gestionar los pocos fondos disponibles y las buenas ideas que llegan. Tenemos que dar alas a las empresas que se quieren instalar en la provincia. El Plan ‘113. SOS’ hace de ventanilla única para los promotores. Eso ha hecho posible que en mes y medio haya propiciado proyectos que generarán más de 100 empleos. Simplemente con la Diputación como respaldo los promotores se han decidido a venir.

¿A qué responde esa denominación del plan tan alarmista?

A una situación de emergencia demográfica, como las que atiende el 112. El primer paso ha sido arropar al promotor y luego llegará el apoyo financiero, que también ayuda a crear empleo. Con esas bases queremos instalar 113 empresas: 10 pymes en cada comarca, una mediana en cada cabecera comarcal y tres intercomarcales –en total, 113–.

¿Cuáles han sido los logros?

Yo destaco el ejemplo de la granja de Huevos San Miguel, que nos ha dado esperanza. Hemos conseguido que se instale en Ferreruela una empresa que generará entre 40 y 60 empleos.

¿Es realista aspirar a crear 113 empresas en la provincia?

¿Por qué no? Cada comarca tiene recursos para explotar. La DGA tiene una bolsa de empresas potenciales y queremos que nos diga cuáles son y que posibilidades tienen de instalarse en Teruel.

¿Los promotores se han interesado por el plan 113?

Tras anunciar el plan públicamente, han contactado con nosotros entre 30 y 40 empresas interesadas. Vuelvo a tener esperanza. Y hemos conseguido que se concreten proyectos que generarán 100 empleos, la gran mayoría en solo dos empresas que están al lado de la autovía: Huevos San Miguel y un proyecto de servicios junto a la A-23 que arrancará con 30 trabajadores y llegará hasta 60.

Pero faltan muchas hasta 113.

Soy ambicioso. Si somos capaces de explotar los recursos locales, las empresas surgirán. Con el programa 113, nos encargarnos de las gestiones para llevar a cabo los proyectos. Estamos en el buen camino, y sé que es así porque ninguna institución quiere hablar con nosotros sobre este plan porque no podrán colgarse las medallas. Vamos a invitar a otras instituciones a colaborar. Nos falta atar la financiación.

¿Cómo espera conseguirla?

Queremos que la Comisionada para el Reto Demográfico, Edelmira Barreira, nos diga cómo va a participar el Estado. Buscamos apoyo en los programas europeos y podemos financiar con nuestros propios recursos, porque tenemos una tesorería saneada. La DPT se va a mojar. Si necesitamos 1,5 millones de euros para lanzar este proyecto, podemos asumir el 50% con nuestros propios recursos.

¿Qué inversión es necesaria para generar 113 empresas?

Trabajamos para cuantificarla. Queremos recurrir al Fite, que debe destinarse a generar empleo. Si hemos conseguido generar 100 empleos sin respaldo financiero, cuando lo consigamos el resultado se disparará.

¿Le han trasladado este proyecto a Edelmira Barreira?

Sí, pero se lo queremos volver a presentar para saber cómo va a colaborar el Estado. También queremos que colabore la DGA.

¿Se siente ninguneado por las restantes administraciones ante su falta de respuesta?

Estamos en el buen camino. Veo muchas sonrisas cuando digo que hemos promovido 100 empleos, pero yo me río de esas burlas políticas porque sé que esas empresas se van a instalar. ¡Que se rían!

¿Hacen falta infraestructuras para generar empleo?

El 113 también reivindica infraestructuras. Los 100 empleos comprometidos surgen en torno a la autovía, que es el principal dinamizador. Yo planteo una autovía de Alcolea a Tarragona cruzando la provincia. Sin infraestructuras, no puede haber desarrollo.

La lucha contra la despoblación es una auténtica jaula de grillos en la que se mezclan la Directriz de la DGA, la Estrategia del Estado, el Fite, la SSPA o la Serranía Celtibérica, entre otras iniciativas. ¿El 113 corre peligro de ser un ingrediente más en ese desconcierto?

No. El 113 es el ejemplo a seguir. Somos los únicos que hemos hecho algo concreto. Todo el mundo habla de lo que ha pasado. Hemos de empezar a trabajar ya. Invertimos para cortar la despoblación. Es una iniciativa seria. Pondremos partidas económicas y pedimos la colaboración del Estado y de la DGA. Queremos liderar el proyecto porque somos los únicos que podemos hacerlo.

¿No habría que tender a la confluencia de esfuerzos?

Ese es nuestro deseo, porque la situación actual es un desmadre, y me preocupa. He preparado una invitación a la incorporación para todos los sectores implicados.

¿Quién ha respondido?

La Federación de Asociación de Vecinos San Fernando.

¿Y las instituciones?

De momento, no. Pero queremos que todas tengan cabida. El 113 seguirá adelante tanto si nos ayudan como si no. Respaldaremos a las empresas que lleguen. No se trata de hacer análisis sino de tomar medidas. ¡Ya vale de datos!

¿Está dolido por la nula respuesta institucional?

Solo veo escepticismo. Pero creo que estamos en la senda correcta y las restantes administraciones se apartan porque no han llegado las primeras. Les asusta no llevarse el protagonismo. Quiero despolitizar el 113, que sea el proyecto de la DPT. Cuando lo expuse en una comisión informativa, nadie se opuso, aunque hubo quien se sonrió. Había cierto cachondeo, pero la mayoría lo entendió.

¿Le molestó que la comisionada no contactara con usted en su reciente visita a Teruel?

Mucho. Ella dijo que la primera vez que visitara Aragón vendría a que le explicara el 113. Me sentó mal que no contactara con nosotros cuando sabe que tenemos un programa contra la despoblación.

¿Seguirá adelante sin su ayuda?

Tanto si quieren como si no, seguiremos adelante. Aunque no nos atienda Barreira, no pararemos, porque vemos resultados.

Etiquetas
Comentarios