Teruel
Suscríbete por 1€

El socavón provocado por una dolina que cortaba la avenida de Europa, reparado

Corregir el hundimiento de la calle, de nueva construcción, cuesta 107.000 euros.

La reparación del socavón de la Avenida de Europa, terminada.
La reparación del socavón de la Avenida de Europa, terminada.
Heraldo.es

La reparación del socavón que corta parcialmente desde principios de año la avenida de Europa, una artería de reciente construcción de Teruel, ha terminado el viernes con la aportación de la capa de asfalto superficial. La intervención, con un coste de 107.353 euros financiados con el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), ha sido ejecutada por la empresa Mini Excavaciones Vivas S. A.

El saneamiento ha incluido una excavación de 60 metros cuadrados en el lugar donde se había producido el hundimiento del pavimento hasta una profundidad de siete metros para, a partir de este nivel, inyectar 8,5 toneladas de lechada de hormigón para rellenar las cavidades resultantes de la presencia de la dolina. La operación, que arrancó a finales del pasado mes de septiembre, solo está pendiente de pintar la señalización horizontal, un trabajo que podría completarse en un plazo de dos o tres semanas, según ha indicado el concejal de Infraestructuras, Juan Carlos Cruzado.

Para rellenar las oquedades se han llevado a cabo 20 inyecciones que han penetrado seis metros en el terreno para crear así una base solida sobre la que se ha compactado el terreno hasta recuperar el nivel original de la calle. Cruzado ha añadido que la vía se reabrirá al trafico en el primer trimestre de 2018.

La presencia de la dolina inutiliza una de las dos calzadas de la avenida de Europa, construida en 2013 dentro de la urbanización del Polígono Sur. Las sucesivas reparaciones superficiales no dieron resultado y obligaron a nuevas actuaciones hasta que el Ayuntamiento decidió acometer una reforma en profundidad del tramo deteriorado.

Los sondeos realizados con el apoyo de la Diputación Provincial para conocer la naturaleza del suelo revelaron que el lugar estaba ocupado por una dolina que fue rellenada con escombros y vertidos urbanos en los años 70 del siglo pasado, cuando la zona estaba alejada del casco urbano. El relleno, sin compactar, se hundía bajo el peso de la nueva calle provocando el agrietamiento y la aparición de un escalón en la calzada.

Los periodos de lluvias acrecentaban el problema y obligaron a cerrar la calzada en el tramo situado delante del nuevo centro de salud del Ensanche. Además, el Ayuntamiento desvió el agua de escorrentía para evitar que agravara el problema.

Juan Carlos Cruzado ha explicado que para sanear la zona inestable hubo que profundizar 1,5 metros más de lo previsto, hasta los 7 metros bajo el nivel de la calle. Cruzado ha confiado en que la actuación suponga la subsanación definitiva del problema. El concejal había resaltado la importancia de terminar la obra para normalizar el tráfico y evitar accidentes.

La Asociación de Vecinos del Ensanche reclamó reiteradamente una solución definitiva al socavón y cuestionó la calidad de la construcción de la avenida, la más ancha de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión