Despliega el menú
Teruel

Las mujeres, más participativas en los talleres de prevención de violencia de género de la Comarca de Teruel

Talleres y proyecciones para sensibilizar a la población sobre el maltrato machista.

Asistentes a uno de los talleres para la prevención de la violencia machista en la Comarca de la Comunidad de Teruel.
Asistentes a uno de los talleres para la prevención de la violencia machista en la Comarca de la Comunidad de Teruel.
Heraldo.es

La comarca Comunidad de Teruel celebra este año el 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia de Género, con un cine fórum en la localidad de El Pobo. La actividad se enmarca en el programa de prevención de la violencia contra la mujer, en sus distintas formas, que los Servicios Sociales dirigen a toda la población, hombres y mujeres. Concretamente, se proyectará la película 'Bar Bahar, entre dos mundos', de Maysaloun Hamoud. Es la historia de tres mujeres de culturas diferentes que ven unidos sus caminos por circunstancias de la vida. Las tres tendrán que hacer frente a sus propias situaciones, pero con el apoyo de sus compañeras.

En el análisis posterior al visionado se estudiará el contexto social de la película, tratando de extrapolarlo a nuestra realidad.

Las actividades que se realizan en este ámbito se financian con un convenio con el IAM. Esta colaboración interinstitucional ha permitido desarrollar actividades de prevención para toda la población y en numerosos municipios de la comarca.

Talleres de prevención: acuden ellas, ellos menos

A lo largo de estos meses, los Servicios Sociales de la comarca han llevado a cabo talleres de prevención, sensibilización y habilidades sociales destinados a toda la población. Si bien es cierto, la mayoría de participantes son mujeres, aunque algunos hombres se animan a acercarse y formar parte del programa. En estos talleres, 19 en total, se trabajaba la autoestima, la psicología positiva, la educación emocional, la comunicación y el desarrollo de la personalidad, entre otras cosas. El objetivo es fortalecer a las personas y evitar factores de riesgo. “Se trabaja tanto con hombres como con mujeres porque es la manera de prevenir situaciones de riesgo. Además a ellas, se les da todo el apoyo y la ayuda cuando se reconocen víctimas de malos tratos”, confirma Sara Ros, consejera de Servicios Sociales.

M Jesús Pérez, psicóloga de la comarca, destaca la importancia de saber que no hay un perfil característico para sufrir malos tratos, sino que cualquiera puede atravesar esa situación, si bien es cierto que “hay factores de más riesgo, como las inmigrantes que no cuentan con la red social de una familia o amigos cerca, o las mujeres más jóvenes que tienden a idealizar el amor y creen que, cuanto más controladas están por ellos, más amadas son”. Por ello, en los talleres y sesiones se trabaja la identificación del maltrato, tanto físico como psicológico.

Durante las sesiones es difícil detectar casos de violencia porque se “ocultan estas situaciones por el que dirán o por miedo, y no suelen expresarse abiertamente”. Pero se les da herramientas para que identifiquen la situación y sepan actuar.

Cuando las trabajadoras sociales detectan un caso se inicia un protocolo de actuación, que pasa por una valoración de la situación, de si es precisa la atención psicológica y se guía a la víctima en los pasos que debe dar. Alertan los expertos que, en ocasiones, las mujeres son las primeras en aplicar micro machismos en sus vidas, asumiendo roles y labores en casa o en el trabajo que deben ser iguales y compartidas. Por ello, insisten en la educación temprana, tanto para ellos como para ellas, con el fin de establecer términos de igualdad que se transformen en una realidad que erradique la violencia.

Etiquetas
Comentarios