Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La mitad del nuevo Palacio de Justicia de Teruel entrará en servicio el mes que viene

El Gobierno aragonés confía en que la reforma de la totalidad del edificio esté terminada antes del verano de 2018

Obras en el Palacio de Justicia de Teruel
La mitad del nuevo Palacio de Justicia de Teruel entrará en servicio el mes que viene
M. Á. M,

La primera fase de la reforma del Palacio de Justicia de Teruel, que afecta a la mitad del edificio, estará terminada en los próximos días y podrá entrar en funcionamiento en las últimas semanas de noviembre, después de que regresen a estas instalaciones el medio centenar de funcionarios desplazados provisionalmente a otro inmueble desde septiembre de 2015 debido a las obras.

Así lo ha afirmado este miércoles la directora general de Justicia del Gobierno aragonés, Ángeles Júlvez, quien ha viajado a Teruel para conocer el desarrollo de los trabajos y escuchar las demandas de los portavoces sindicales de los trabajadores de los Juzgados turolenses. La segunda fase del proyecto de mejora, que se centra en la otra mitad del edificio ubicado en la plaza de San Juan, arrancará a principios del año que viene y estará terminada antes del verano. La inauguración oficial de todo el edificio, en el que se habrán invertido alrededor de cuatro millones de euros, podría tener lugar en septiembre de 2018 y será “a lo grande”, resaltó Júlvez.

La directora de Justicia ha explicado que las obras de mayor envergadura ya se han hecho, por lo que la reforma pendiente discurrirá con mayor agilidad. La entrada en servicio de la primera mitad del edificio, que contará con cuatro salas de vistas, permitirá que se celebre ya en el nuevo Palacio de Justicia los próximos 11, 12 y 13 de diciembre el juicio con Jurado Popular por la muerte en febrero de 2015 de un vecino de Fuentes Claras a manos de una banda de ladrones. El desarrollo de este juicio en el actual emplazamiento provisional que ocupa la Audiencia Provincial habría resultado complicado debido a la falta de espacio para ubicar a los nueve miembros de dicho tribunal popular, formado por ciudadanos.

El nuevo edificio supone una completa transformación de las antiguas instalaciones, principalmente por la mayor luz natural que reciben todas las dependencias y la aplicación del concepto de espacios diáfanos, que mejorará la circulación de empleados y usuarios por el interior del inmueble.

Los portavoces sindicales han incidido en la necesidad de contar con una correcta y diferenciada climatización para las dependencias que dan al norte y, por tanto, más frías, y las que dan al sur, mucho más cálidas. Han explicado que entre unas y otras puede existir un salto de 10 grados de temperatura, lo que complica tanto el funcionamiento de la calefacción como del aire acondicionado.

Otra de las peticiones sindicales ha sido la instalación de teléfonos a la entrada de las salas de vista para facilitar la comunicación de los funcionarios encargados de hacer posibles las declaraciones por videoconferencia, con sus compañeros en aquellas ciudades en que se encuentra el testigo o perito.

Júlvez ha anunciado, por otro lado, que los juzgados aragoneses dejarán de utilizar el sistema informático proporcionado por el Ministerio de Justicia, conocido como 'Minerva' y que se ha revelado como “obsoleto y altamente insatisfactorio”, por otro que ya ha sido conveniado y cedido por la Comunidad Foral de Navarra, 'Avantius'. “Tendremos un sistema informático del siglo XXI”, ha dicho la directora de Justicia, quien ha avanzado que este llegará a Teruel tras la próxima Semana Santa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión