Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Salvar la escuela de Oliete es cosa de familia

Una iniciativa del proyecto Apadrina un Olivo ha conseguido traer al pueblo a un matrimonio cuyos hijos estudian en el colegio de la localidad turolense.

Los siete alumnos del colegio de Oliete, recuperado gracias a la iniciativa de Apatrina un Olivo.
Salvar la escuela de Oliete es cosa de familia
Apadrina un Olivo

“Durante el curso pasado nos saltó la alarma porque solo teníamos 5 niños estudiando en el colegio de Oliete; la familia de uno de ellos se fue del pueblo y entonces solo quedaron 4 chavales en la escuela. La ratio mínima para mantener abierta una escuela rural en Aragón es de 4 alumnos -en algunos casos se hacen excepciones con 3-”, relata Alberto Alfonso, cofundador junto a José Alfredo de Apadrina un Olivo.

Esta asociación impulsa un proyecto social, medioambiental y de desarrollo rural, cuyo principal objetivo es salvar mediante la fórmula de apadrinamiento 100.000 olivos centenarios en Oliete, que tienen entre 100 y 500 años, “pero el objetivo fundamental es mantener el pueblo, la tradición y las costumbres y evitar que desaparezcan sus servicios. Si cerrasen la escuela sería un franco revés para el pueblo y se vendría abajo la filosofía de esta iniciativa”, añade.

Por este motivo, lanzaron una campaña para ofertar un nuevo puesto de trabajo en Oliete a través de la Asociación contra la Despoblación Rural, de la que son delegados por parte de Teruel y publicaron una oferta de empleo buscando una persona que tuviera conocimientos sobre agricultura y también sobre el aceite de oliva, y que tuviera niños en edad escolar.

“Paralelamente, nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Oliete y solicitamos la cesión de una vivienda de titularidad municipal en estado de semiabandono, a la entrada del pueblo, para buscar apoyos para arreglarla y albergar a una nueva familia en el pueblo”, explica Alfonso.

“Nos contactaron varias personas con diferentes perfiles. Una de ellas fue Raúl, que vivía en León con su mujer y sus tres hijos -y un cuarto en camino-. Nos llamó y nos dijo que estaba interesado en conocer Oliete, venir con su familia y hacer una entrevista. Nos telefoneó un viernes y el domingo se presentaron en el pueblo”, recuerda.

Aunque no tenía mucha formación teórica sobre el aceite de oliva y los olivares, “sí que demostró muchas cualidades y ganas de aprender, con lo cual Raúl y su familia ya se quedaron en el pueblo. Les habilitamos una vivienda temporal y empezamos la reconstrucción de la vivienda con fondos de la asociación y con el apoyo de Leroy Merlin, que nos cedió gran parte del material necesario a través de su obra social; y de BSH (Balay), que ha financiado todos los electrodomésticos, -cuenta-. Además, dio la casualidad de que Félix, el hijo de una de nuestras madrinas, tiene una empresa de reformas de viviendas y se ofreció a venir con su cuadrilla para darle un empujón a las obras”.

Desde hace un mes, Raúl y su familia viven en la casa recién rehabilitada y este año el curso escolar se inauguró en Oliete con 7 niños en su escuela, una cifra que garantiza su futuro a corto y a medio plazo “porque además hay vecinos del pueblo que tienen niños recién nacidos y de corta edad que asegurarán la ratio mínima de alumnos para mantener abierto el colegio”, augura.

La campaña de Apadrina un Olivo para salvar su escuela y frenar la despoblación en el municipio turolense ha sido todo un éxito que sin embargo requiere de mayor apoyo. La instalación íntegra de fontanería, electricidad, así como la compra de material específico ha generado unos gastos de 6.000 euros que la asociación espera subsanar con aportaciones solidarias a través de su portal.

Alfonso lamenta, sin embargo, que “para este campaña no hemos conseguido ayuda pública, ni siquiera de fondos Leader de desarrollo rural, cuando se trata de un proyecto que sin duda lo merece. Nos presentamos a la convocatoria con una partida presupuestaria de 20.000 euros pero nos la denegaron por falta de presupuesto, y sin embargo han destinado 80.000 euros a reconstruir un parque en un municipio vecino. Consideramos que si estos fondos no se destinan a que los pueblos se mantengan vivos hay algo que falla. Es una reflexión que deberíamos hacer todos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión