Teruel
Suscríbete por 1€

La Confederación del Júcar califica el caudal de entrada a la presa del Arquillo de "emergencia"

El Ayuntamiento de Teruel no prevé restricciones de consumo pero pone en marcha el bombeo de los pozos de San Blas, una alternativa de suministro al pantano.

Un grupo de bañistas, en el pantano del Arquillo, convertido en su mayor parte en un secarral.
La Confederación del Júcar califica el caudal de entrada a la presa del Arquillo de "emergencia"
J. Escudero

El caudal de entrada del río Guadalaviar al pantano del Arquillo de San Blas, que abastece a Teruel, es propio de una situación de "emergencia" por sequía, según el informe de seguimiento que emitió la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) el pasado 31 de julio. La estación de aforo que mide el volumen de agua que se vierte al embalse arrojó el peor indicador de los 34 manejados en todo el ámbito de la Confederación.

El Informe de Seguimiento de Indicadores de Sequía en la demarcación de la CHJ advierte de que en las zonas de "emergencia" el riesgo de restricciones es "muy alto" debido a la escasez de recursos hídricos. El indicador manejado en el análisis oscila entre los valores 0 y 1, que equivalen al mínimo y máximo históricos –los datos manejados se remontan a 1982–, respectivamente. El caudal de entrada al Arquillo se situaba al redactar el estudio en el 0,03, cuando se considera nivel de emergencia por debajo de 0,15.

El volumen de agua embalsado por la presa estaba el 31 de julio un poco mejor que el caudal de entrada con un indicador 0,21 y la calificación de "alerta", un escalón por encima de "emergencia". El nivel del embalse no ha dejado de caer desde entonces hasta situarse actualmente en 5,24 hectómetros cúbicos, el 25% de su capacidad total –21 hectómetros cúbicos– y un tercio del agua embalsada de hace un año.

Tras la estación de aforo del Arquillo, los peores datos de la Confederación se localizan en el alto Júcar y el alto Cabriel, con niveles 0,12 y 0,10. Ambas localizaciones están en la provincia de Cuenca pero cerca de la sierra de Albarracín, una comarca muy castigada por la sequía y que es la responsable de alimentar el pantano de San Blas.

La CHJ no contempla, sin embargo, la declaración de una situación de emergencia hasta que el indicador cae por debajo de 0,15 en un "sistema de explotación" al completo. El pantano del Arquillo pertenece al sistema del Turia, que engloba siete referencias. En conjunto, el sistema arroja un nivel 0,34, que se corresponde con la situación de "prealerta".

El último Informe de Recursos Hídricos de la CHJ, del 21 de agosto, alerta también de la preocupante situación de la cuenca que nutre al pantano del Arquillo. El pluviómetro del embalse es el que arroja los peores resultados de todas las presas de la CHJ, con 276,4 litros por metro cuadrado acumulados durante el presente año hidrológico –desde el 1 de octubre de 2016–. La cifra supone solo el 60% de los 459,8 litros de media de toda la Confederación.

La apurada situación del embalse ha llevado al Ayuntamiento a tomar las primeras medidas de ahorro o, al menos, de concienciación ciudadana sobre la necesidad de un uso racional del agua. El pasado mes de julio, la Concejalía de Medio Ambiente lanzó una campaña de sensibilización y de información sobre un consumo responsable y moderado. Además, recortó el baldeo de calles a una tercera parte. No se contemplan, sin embargo, restricciones a la población.

La ciudad dispone, como alternativa de suministro en caso de agotamiento del pantano, de dos pozos en San Blas construidos con motivo de la extrema sequía que azotó a la provincia en 1995. Ante el imparable descenso del nivel del pantano, el Consistorio empezó hace un mes a bombear agua de estas captaciones de forma complementaria a la toma del embalse.

El concejal delegado de Medio Ambiente, Julio Esteban, señaló que los pozos de San Blas son un "colchón importante" para cubrir las necesidades hídricas de la capital y su utilización es una buena solución frente a los apuros del pantano. La ciudad consume anualmente en torno a 3 hectómetros cúbicos de agua.

Esteban señaló que la campaña de sensibilización ha calado entre la ciudadanía. Adelantó que, a medio plazo, el Ayuntamiento sustituirá el sistema de riego en el principal parque urbano, Los Fueros, para introducir técnicas de bajo consumo y mayor eficiencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión