Teruel
Suscríbete

Veinte cuadrillas de albañiles reparan a destajo tejados destrozados por el pedrisco en Rubielos

Empresas de construcción de otras localidades pasan por las casas para ofrecer sus servicios. Un contratista tiene 40 encargos en espera para reponer tejas rotas en la tormenta del pasado día 23.

Un albañil repara un tejado de Rubielos dañado por la granizada del pasado día 23.
Veinte cuadrillas de albañiles reparan a destajo tejados destrozados por el pedrisco en Rubielos
Antonio García/bykofoto

Una veintena de cuadrillas de albañiles trabajan a destajo en los tejados de Rubielos de Mora para sustituir las tejas rotas durante la granizada del pasado día 23 de julio, que causó daños en la totalidad de las cubiertas debido al gran calibre del pedrisco, similar a pelotas de tenis. Los paletas acometen las obras más urgentes ante el riesgo de que se repitan las tormentas y los techos se llenen de goteras. El pasado miércoles se produjo un ligero chubasco y en las casas aparecieron las primeras manchas de humedad debidas a filtraciones.

La avalancha de encargos ha desbordado a los albañiles locales y decenas de profesionales han llegado de otras localidades del entorno y hasta de otras provincias en busca de trabajo. Los contenedores de residuos urbanos situados a la entrada del pueblo están empapelados con pegatinas de empresas de construcción foráneas que ofrecen sus servicios. Las calles están salpicadas de grúas utilizadas para trabajos en altura mientras que grupos de obreros se mueven por los tejados reponiendo tejas.

Manuel Baselga, que vio impotente como la granizada convertía el tejado de uralita de su nave industrial en un colador, explicó que "raro es el día que no pasan por casa media docena de albañiles a ofrecerse para reparar el tejado. A las empresas de construcción les ha venido bien la pedregada". En su caso, la reparación del tejado tiene el problema añadido de que al estar construido con un material que contiene amianto requiere del desmontaje por una empresa especializada. Le piden 50 euros por cada metro cuadrado desmantelado. "No me decido a retirar la uralita, porque estoy jubilado y no me urge reparar el local", advirtió tras hacer números sobre el coste de la obra.

José Luis Martín, un albañil de Rubielos, explicó que tiene cuarenta encargos de reparación de tejados en lista de espera. "A muchos les he dicho que no les puedo hacer el trabajo porque no llegamos a todo", comentó el empresario. Señaló que solo al subirse a los tejados se comprende la magnitud del "destrozo" causado por el granizo. Indicó que en la semana transcurrida desde que se desató la tormenta se han reparado una veintena de tejados, pero queda mucho por hacer porque los desperfectos alcanzan a todo el casco urbano. "Si cae ahora una tormenta fuerte faltarán cubos en las casas para recoger el agua de todas las goteras que aparecerán", auguró.

El albañil consideró que los destrozos son más graves de lo que aparenta una inspección ocular y también de lo que valoran los peritos de las aseguradoras. "Muchas tejas están agrietadas o resentidas por los golpes del pedrisco y se rompen apenas se pone el pie encima o cuando se recolocan", aclaró. Las tejas más nuevas –y más delgadas– son las más frágiles y las que se han llevado la peor parte.

El alcalde, Ángel Gracia, señaló que los afectados –prácticamente todo el pueblo– tienen "mucha prisa" en reparar sus tejados antes de que lleguen más tormentas, frecuentes a estas alturas de año. José Luis Martín recordó que con el aguacero del pasado miércoles "el teléfono no paraba de sonar con peticiones de reparación urgente".

El Ayuntamiento mantiene abierta desde el día siguiente a la tormenta una oficina para atender a los damnificados. Seguirá abierta hasta el próximo 22 de agosto, último día de plazo para comunicar los daños. Quedarán a la espera de que el Gobierno central declare la localidad ‘zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil –la antigua zona catastrófica–’ y habilite ayudas para los afectados.

Gracia advirtió de que, en principio y aplicando la legislación a rajatabla, solo tendrán derecho a las subvenciones las primeras residencias. Consideró que, atendiendo al valor patrimonial de Rubielos –forma parte de la asociación Los Pueblos Más Bonitos de España– el Ejecutivo debería apoyar a propietarios de segundas residencias que forman parte fundamental del conjunto arquitectónico de la localidad. El Ayuntamiento ultima la documentación para trasmitir al Gobierno central la solicitud de ‘zona afectada por una emergencia de protección civil’, una decisión que deberá tomar el Consejo de Ministros, como pronto en septiembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión