Despliega el menú
Teruel

La DPT deja una fundación compartida con Castellón para restaurar patrimonio

Considera que la Blasco de Alagón carece de utilidad para Teruel y cuestiona su funcionamiento.

La Diputación Provincial (DPT) decidió ayer abandonar la Fundación Blasco de Alagón dedicada a la restauración del patrimonio tras casi 20 años de pertenencia. El pleno acordó dejar el patronato de este organismo por entender que no tiene utilidad para la provincia y en desacuerdo con su forma de gestión.

La DPT se incorporó a la Fundación Blasco de Alagón en 1998 con el objetivo de restaurar el patrimonio artístico del Maestrazgo conjuntamente con la Diputación Provincial de Castellón (DPC), que también pertenece a esta entidad al igual que la Generalitat valenciana y el Gobierno de Aragón y distintos patronos privados.

El presidente de la DPT, Ramón Millán, explicó que desde hace dos años la Diputación no puede materializar su aportación anual de 20.000 euros porque "la gestión no se lleva a cabo de la forma debida". Millán señaló que también desde 2016 la Fundación ha dejado de intervenir en el patrimonio turolense para centrarse en el de la provincia de Castellón.

Para Ramón Millán, no tiene nutilidad pertenecer a Blasco de Alagón porque, según sus actuales criterios, solo invierte en Teruel en función de la financiación que llegue de la provincia. La situación es distinta de la que se daba años atrás cuando la subvención de la DPT de 20.000 euros se convertía en 80.000 sumada a los fondos que captaba la Fundación.

Según Millán, los cambios de gestión introducidos por la Generalitat también incomodan la DPC. El vicepresidente primero de la DPT, Joaquín Juste, justificó la salida de una institución cuya prioridad es restaurar el patrimonio de otra provincia y que, además, conlleva problemas de intervención a la DPT.

Por otro lado, el pleno de la DPT aprobó líneas de ayudas que suman 410.000 euros para educación de adultos, transporte de excedentes de purines y desarrollo rural, entre otros objetivos.

El PSOE adelantó que presentará una propuesta para agrupar todas los programas de apoyo a infraestructuras y servicios municipales al Fondo de Inversiones Municipales Sostenibles para crear un único paquete de ayudas a distribuir entre todos los ayuntamientos para que, libremente, decidan el destino de las ayudas. El portavoz socialista, José Ramón Ibáñez, afirmó que esta medida que ya aplican las diputaciones de Zaragoza y Huesca daría autonomía a los municipios y reduciría la burocracia. La propuesta, que ya fue planteada por Ganar y CHA, fue bien recibida por el equipo de gobierno PAR-PP.

Etiquetas
Comentarios