Despliega el menú
Teruel

Tercer Milenio

Portesa inicia las obras de la granja de cerdos más innovadora de la provincia

La planta ubicada en Singra tendrá capacidad para producir al menos 70.000 lechones al año.

Primeros trabajos de explanación de la zona donde se ubicará la granja de Portesa
Portesa inicia las obras de la granja de cerdos más innovadora de la provincia
P. O.

La empresa Portesa, líder en la producción de carne de porcino de Denominación de Origen, puso ayer en el término municipal de Singra la primera piedra de las obras de construcción de la que se convertirá en la granja de porcino de mayor innovación tecnológica de la provincia. Con una inversión de cinco millones de euros, esta planta dispondrá de los más modernos sistemas informatizados de alimentación que permitirán abordar una nutrición de los animales prácticamente a la carta.

La granja será también una de las de mayores dimensiones de Teruel, con capacidad para reproducir como mínimo 70.000 lechones al año. Sus instalaciones podrán albergar al mismo tiempo 2.750 cerdas y hasta 8.000 crías.

Para concebir esta moderna granja se han tenido en cuenta dos aspectos decisivos, según señaló el director de Portesa, Salvador Rosado. Por un lado, la necesidad de garantizar su bioseguridad, con la reposición interna de hembras que permita mantener "un estatus sanitario muy elevado". Por otro, el manejo interior de las instalaciones con tecnología avanzada y un proceso de alimentación inteligente que controlará a través de un chip instalado en las orejas de cada animal las necesidades nutricionales de los mismos en función de su estado o peso. La gestión de la granja seguirá las pautas de la normativa de bienestar animal, de manera que las cerdas madre, a la semana de ser inseminadas, podrán disfrutar de un espacio en libertad. Salvador Rosado precisó que cada animal tendrá asignada "más superficie de lo que marca la legislación".

Dentro del capítulo de la alimentación, destaca un novedoso sistema para alimentar a lechones en fase de transición –entre 6 y 20 kilos de peso–, dispuestos en zonas con capacidad para 30 ejemplares y alimentados a la carta mediante el uso de sensores.

Las instalaciones podrán recibir visitas, pero lo harán a través de una mampara para mantener los más estrictos controles sanitarios.

Portesa, cuyo accionariado está liderado por el grupo Térvalis y la Cooperativa Cereales Teruel con la participación de Caja Rural, refuerza con este proyecto su apuesta por la Denominación de Origen Jamón de Teruel. El director explicó que se atiende, además, la creciente demanda de este producto cárnico de calidad, detectada sobre todo en el mercado del norte del país. La pretensión es suministrar al matadero Cartesa que el mismo grupo tiene en el Polígono la Paz de Teruel y que se encuentra en fase de ampliación.

Catorce empleos

Las previsiones laborales pasan por la creación de 14 empleos directos, si bien, el movimiento que puede generar una empresa de estas características originará más puestos de trabajo de carácter indirecto. Esto es algo que ha generado grandes expectativas en la comarca del Jiloca, castigada por el desempleo tras el cierre en los últimos diez años de varias empresas cárnicas.

Portesa optó por instalar la granja en Singra por la baja densidad de ganadería porcina que se registra en la zona. Pero también ha primado en la elección de este emplazamiento la presencia en Singra de "agua de calidad y en cantidad", según aclaró Rosado, así como la cercanía del tendido eléctrico. No menos decisiva ha sido la existencia de una amplia zona cerealista que permitirá absorber los residuos fluidos de porcino de la granja como abono.

Etiquetas
Comentarios