Despliega el menú
Teruel

Fomento de la natalidad a base de talonario

La Comarca de las Cuencas mineras y tres de sus municipios pagan cheques bebé en un intento desesperado de estimular la natalidad.

Montalbán entregó ayer 13 cheques bebé de 250 euros a otras tantas familias que tuvieron un hijo durante los años 2015 y 2016. Se suma a así a las iniciativas de Escucha, Utrillas y de la Comarca de las Cuencas Mineras para primar la natalidad con ayudas por cada nacimiento. Desde que, hace 25 años, la reconversión minera se llevó por delante todas las explotaciones carboníferas sin habilitar alternativas laborales equivalentes, la comarca ha perdido el 22,5% de su población.

Los alcaldes son conscientes de que las ayudas por nacimiento no son "decisivas" para que los padres decidan tener hijos, pero las consideran un estímulo. El presidente de la Comarca de las Cuencas Mineras, José María Merino, señala que la ayuda comarcal, de 300 euros por alumbramiento, se puede acumular a las municipales hasta constituir un apoyo "importante", aunque reconoce que "lo que realmente incrementa la población son los puesto de trabajo y buenos servicios".

La Comarca de las Cuencas Mineras repartió el pasado viernes 37 ayudas entre 10 pueblos. En los restantes 20 municipios de la demarcación o no hubo ningún nacimiento o no cumplieron los requisitos exigidos. La palma se la llevó la cabecera comarcal, Utrillas, con 12 subvenciones. El pasado jueves el Ayuntamiento entregó su propio cheque bebé de 800 euros –que suman 1.100 con la ayuda de la Comarca–. La prima municipal incluyó un simbólico pan. "Queremos que los vecinos constaten que realmente los niños vienen con el pan bajo el brazo", resumió el alcalde, Joaquín Moreno.

El alcalde de Montalbán, Carlos Sánchez, reconoce que la ayuda concedida es "un apoyo" y que para fomentar los nacimientos es preciso "crear empleo", sobre todo tras la fallida reconversión minera. El último pueblo en entregar los cheques bebé será Escucha, el próximo día 20. Seis parejas se beneficiarán de una ayuda de 300 euros. El alcalde, Javier Carbó, justifica este desembolso como un gesto de "agradecimiento" a las familias que apuestan por el territorio. Reconoce, no obstante, que parte de ellas "se marcharán" por falta de expectativas laborales.

Etiquetas
Comentarios