Despliega el menú
Teruel

Quieren incapacitar a un vecino de Obón por poner cientos de denuncias y archivarse todas

José Albesa muestra en su casa de Obón la documentación presentada contra el Ayuntamiento.
Quieren incapacitar a un vecino de Obón por poner cientos de denuncias y archivarse todas
jorge escudero

El fiscal jefe de Teruel, Jesús Gargallo, ha iniciado los trámites para incapacitar a un vecino de Obón, José Albesa, que en los últimos doce años ha puesto multitud de denuncias penales contra el Ayuntamiento de esta localidad de 41 habitantes. Todas las demandas, por presuntas irregularidades en la gestión de subvenciones para obras municipales, han concluido con Decretos de Archivo. Una fuente judicial cifró en "centenares" las demandas presentadas por Albesa, quien, por su parte, habla de "alrededor de cien" denuncias formuladas en los últimos 20 años.

La medida ha sido notificada a Albesa por la Fiscalía Provincial, que en su escrito indica haber propuesto la remisión de testimonio a la Sección de Discapacidades de este órgano judicial "al objeto de valorar la posible concurrencia de causa de modificación parcial de la capacidad de obrar" del vecino de Obón. Si la Audiencia Provincial ratifica el parecer de la Fiscalía, un médico forense analizará si hay o no motivos para inhabilitar a Albesa.

En el documento, el fiscal explica que todas las denuncias tienen como denominador común "cualquier actuación del Ayuntamiento, considerando el denunciante que en todas las obras municipales, la Corporación ha desviado fondos, falseado cuentas o apropiado de una parte de los mismos". Pero, como continúa el escrito, las administraciones o entidades concedentes de las ayudas no han puesto reparos al cumplimiento de las condiciones de la subvención por el Consistorio.

Albesa, muy indignado, calificó ayer de "injusta" la decisión del fiscal de dar los primeros pasos para su incapacitación parcial para denunciar. "Lo que está ocurriendo en Obón es una barbaridad; tendrían que ir todos a la cárcel", espetó. "Están tapando los delitos –continuó–; no denuncio por denunciar".

Albesa ha demandado a las distintas corporaciones municipales que han gobernado Obón desde finales de los años 90 y también a jueces y fiscales.

Según las mismas fuentes judiciales, los únicos juicios que ha ganado el vecino de obón se refieren a agresiones físicas o daños sufridos por él. Albesa relató ayer que autores desconocidos le han pinchado las ruedas de un dumper. La Fiscalía propone el archivo del último proceso por entender que las irregularidades denunciadas ya habían sido enjuiciadas anteriormente.

Esta profusión de procedimientos penales llevó al juez de Calamocha en 2012 a congregar en una reunión a Albesa; al alcalde de Obón, José Luis Molina; y al secretario municipal, en un intento de acabar con el clima de denuncias que había en esta pequeña localidad, en la que se generaban al año más de 10 procesos. Pero el encuentro no dio sus frutos. "Seguiré denunciando al alcalde y al teniente de alcalde", advirtió ayer.

Etiquetas
Comentarios