Despliega el menú
Teruel

Zaragoza, polo de atracción para los médicos que trabajan en la provincia

La práctica totalidad de los 30 especialistas de los hospitales de Teruel y Alcañiz que concursan para trasladarse piden plaza en centros de la capital aragonesa.

Jornadas de geriatría celebradas ayer en el hospital Obispo Polanco.
Zaragoza, polo de atracción para los médicos que trabajan en la provincia
A.García/Bykofoto

Zaragoza es, con mucha diferencia, el destino más solicitado por los médicos especialistas que trabajan en la provincia de Teruel y que han pedido un traslado acogiéndose al último concurso de movilidad laboral que ha convocado el Gobierno aragonés, aún no resuelto en todas sus fases. Así se desprende de la relación definitiva de admitidos a dicho concurso publicada esta semana por el Salud y en la que ya aparece también una adjudicación provisional de los nuevos destinos, siempre en base a las preferencias que cada facultativo manifestó en su día.

La práctica totalidad de los facultativos que ejercen en la provincia de Teruel y que participan en el concurso solicitaron, y así se les ha concedido al menos provisionalmente, trabajar en alguno de los cuatro hospitales que hay en la capital aragonesa: el Miguel Servet, el Royo Villanova, el Clínico o el Provincial Nuestra Señora de Gracia, mientras que a un número irrelevante se les han asignado otros centros hospitalarios.

A 14 de los 16 médicos de distintas especialidades del hospital turolense Obispo Polanco que planean marcharse –un 10% de la plantilla– se les asigna un hospital de Zaragoza. De los dos restante, uno de ellos va al Comarcal de Alcañiz y otro a un centro hospitalario de Huesca.

Algo similar ocurre en las listas de traslados correspondientes al hospital Comarcal de Alcañiz, donde a la inmensa mayoría de los 14 especialistas que han solicitado un nuevo destino –un 24% del personal– se les atribuye un centro de la capital aragonesa, según informaron fuentes sindicales.

Aunque alguno de los facultativos podría cambiar de opinión en el último momento y quedarse en la provincia de Teruel, todo apunta a que la treintena de profesionales que solicitan marcharse, lo hará. La previsión es que los traslados se ejecuten alrededor del próximo mes de marzo, si bien los sindicatos sanitarios consideran que el compromiso del Salud era que a mediados de enero de 2017 se hicieran realidad los cambios de destino y reclaman por ello que la Administración haga valer esta última fecha.

Soluciones

Por su parte, el Salud está buscando soluciones para evitar que el concurso de traslados deje plazas vacantes de especialistas en los hospitales periféricos, donde cuesta más cubrir los huecos. Es por ello que el Gobierno aragonés aún no ha sacado las listas de adjudicaciones definitivas, según admitió el Departamento de Salud esta semana. Esta ralentización del proceso ha molestado a los médicos, que han creado la Plataforma por el Traslado 2016 y no descartan llevar a cabo movilizaciones. La idea de la DGA es crear una bolsa de interinos única para Aragón que permita cubrir las plazas libres con inmediatez.

Desde la CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos) en Teruel mostraron ayer su preocupación por el "considerable" número de facultativos que se van de la provincia. A su juicio, la falta de comunicaciones es uno de los factores que desaniman a los médicos a instalarse en la provincia. Desde hace meses, en el Obispo Polanco hay vacantes dos plazas de traumatólogo y otras dos de radiólogo.

Exponen también que las reducidas plantillas de cada especialidad, a menudo con 3, 2 o incluso un solo especialista, "dificultan" el trabajo en cuanto uno de los médicos coge una baja o disfruta de sus vacaciones.

La CESM respalda la reivindicación de los facultativos admitidos, "que se han ganado la plaza". "Mediados de enero –manifestaron– es una fecha razonable para que se hagan efectivos los cambios de destino; el Salud tiene todavía dos meses por delante para resolver el problema". El sindicato agregó que la periodicidad en la convocatoria de oposiciones y traslados acabaría con la falta de médicos que padece la provincia, pues los profesionales sabrían con certeza cuándo podrían cambiar de destino y planificar su vida. El mismo sindicato médico en Alcañiz reivindica "el derecho de todo sanitario a trabajar donde prefiera y a cumplir sus aspiraciones".

Un 17% de los pacientes en Teruel tienen más de 80 años

Las Jornadas de Geriatría que desde el pasado lunes hasta ayer se han desarrollado en la capital turolense con la participación de más de 50 médicos expertos en la salud de los ancianos han puesto de relieve el peso que el colectivo de la tercera edad tiene en la población de la provincia. Algunos de los datos expuestos así lo demuestran, como que un 17% de los pacientes que acuden a los centros sanitarios tiene más de 80 años –la media española se sitúa entre un 13% y un 14%– y que un 38% de las personas mayores de 65 años es dependiente, un porcentaje que también supera la media nacional.

Como explicó la geriatra Paloma Gómez –organizadora del congreso–, la coordinación entre todos los niveles asistenciales a la hora de curar al anciano ha sido el eje central de las jornadas. El especialista Alfredo Bohorquez resaltó la importancia de vincular la sanidad a los servicios sociales, mientras que la doctora Valle Coronado, coordinadora del centro de salud de Andorra, analizó la influencia que las condiciones de vida y las circunstancias de una persona tienen en su salud.

Etiquetas
Comentarios