Despliega el menú
Teruel

Dos pueblos reclaman la modernización de las carreteras que les unen a Castellón

Mosqueruela y La Iglesuela son puntos de entrada de turismo valenciano a Teruel.

El firme de la carretera de La Iglesuela a Portell (Castellón) –en la foto– está lleno de baches.
El firme de la carretera de La Iglesuela a Portell (Castellón) –en la foto– está lleno de baches.
HA

Las carreteras que unen el sureste de la provincia de Teruel con la Comunidad Valenciana no reúnen buenas condiciones, a pesar de que ambos territorios guardan una estrecha relación comercial y turística. Prueba de ello es que dos municipios, Mosqueruela –600 habitantes– y La Iglesuela del Cid –460 vecinos–, están inmersos en una batalla para lograr que estas vías de comunicación sean propias del siglo XXI.

La alcaldesa de Mosqueruela, María Isabel Gil, denunció ayer que la A-1701 entre la localidad y el límite provincial de Castellón lleva 3 años en obras y presenta un estado "de peligro". Los trabajos han sufrido continuos parones al haberse confiado su financiación a la aprobación de partidas anuales del Fondo de Inversiones de Teruel, el Fite. En la misma línea, la presidenta de la Comarca de Gúdar-Javalambre –a la que pertenece Mosqueruela–, Yolanda Sevilla, reclamó que la DGA afronte con fondos propios la mejora de esta vía "que ya aparece en las redes sociales como la ‘carretera del infierno’".

En este sentido, el consejero de Presidencia de la DGA, Vicente Guillén, anunció ayer que el Ejecutivo aragonés dotará con recursos propios la mejora de la A-1701 de Mosqueruela al límite provincial y de otras carreteras de la zona. También hay un proyecto de acondicionamiento para la carretera de La Iglesuela a Portell (Castellón?), cuyo firme quedó destrozado hace años por el paso de camiones cargados con piezas de aerogeneradores para un parque eólico castellonense, pero las obras no se ejecutan por falta de partida presupuestaria en la DGA.

Etiquetas
Comentarios