Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Un año y medio de prisión por secar casi 100 chopos del alcalde de Tortajada

El autor fue sorprendido cuando perforaba los troncos con un taladro para inyectar pesticidas que matan al árbol.

Un vecino de Tortajada, Jesús Gómez, ha sido condenado a un año y medio de cárcel y a pagar una multa de algo más de 1.000 euros por causar daños en una plantación de chopos y amenazar a su propietario, el alcalde de dicha pedanía turolense, Tomás Alegre, con quien no mantenía buenas relaciones.

El autor, citado ayer a un juicio ante la Audiencia Provincial, reconoció los hechos y se conformó con las penas propuestas por las acusaciones, que suponían una rebaja muy importante respecto a las solicitadas inicialmente por el Ministerio Fiscal: cuatro años y medio de cárcel y una multa de 3.600 euros. El acuerdo entre todas las partes al principio de la vista hizo innecesaria la práctica de pruebas.

Los hechos se remontan al día 11 de agosto de 2014, cuando Gómez se dirigió con un ciclomotor a la finca de Tomás Alegre y, una vez allí, fue sorprendido por este mientras perforaba con un taladro el tronco de un chopo. Cuando el alcalde de Tortajada le recriminó el acto, Jesús Gómez le amenazó de muerte e intentó agredirle con el taladro, de acuerdo a los datos recogidos por la Fiscalía Provincial en sus conclusiones.

Al comparecer en la finca tres agentes de la Policía, Jesús Gómez huyó del lugar arrojando una botella con difusor, una broca de taladro y un atornillador de batería. Una vez detenido, el acusado dijo a la Policía: "Yo iré a la cárcel, pero ese –en alusión a Tomás Alegre– va para abajo. Cualquier día la vamos a tener, porque le voy a tener que pegar dos tiros".

Según la Fiscalía, el autor inyectaba en los chopos diazinón y glisofato, pesticidas que causan la muerte de los árboles. Se calcula que mediante este sistema Jesús Gómez dañó un centenar de chopos.

Se da la circunstancia de que los días 5 y 12 de agosto y 6 de septiembre de 2013, así como el 13 de enero y el 5 de agosto de 2014, la plantación de chopos de Tomás Alegre ya sufrió daños al haberles sido inyectados a los troncos de los árboles los productos tóxicos diazinón y glisofato. No obstante, el Ministerio Fiscal explica que no se tuvo constancia de quién pudiera ser el autor de los mismos, "aunque existiera una clara sospecha".

Piden suspender la pena

La defensa del acusado solicitó ayer la suspensión de la condena, de forma que Jesús Gómez no tenga que ingresar en prisión. Sobre este extremo, no obstante, deberá pronunciarse en fechas próximas la Audiencia Provincial de Teruel, pues el Tribunal no adoptó ayer ninguna decisión al respecto

El acusado ya indemnizó al alcalde de Tortajada por los daños causados en sus chopos en las fincas Sima y Ledaña, por lo que en el juicio celebrado ayer no hubo que debatir sobre esta cuestión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión