Despliega el menú
Teruel

Un coche aparcado en una calle de la capital recibe dos impactos de bala dos días consecutivos

El propietario afirmó estar "muy preocupado" por los hechos, que ya investiga la Policía Nacional.

La Policía Nacional cortó el acceso rodado a la calle tras el disparo y restringió el peatonal.
La Policía Nacional cortó el acceso rodado a la calle tras el disparo y restringió el peatonal.
Jorge Escudero

La Policía Nacional investiga la autoría de los dos disparos que provocaron en días sucesivos sendos agujeros de bala en el capó de un coche aparcado en la calle Albarracín, muy cerca del hospital Obispo Polanco. Los proyectiles impactaron en el automóvil, de la marca BMW, cuando estaba desocupado y no hay que lamentar daños personales.

El primer disparo, procedente previsiblemente de alguna de las casas de la calle, se produjo el sábado y el segundo, ayer, a las 18.15. El propietario del vehículo reconoció estar "muy preocupado" por estos incidentes. Relató que "estaba viendo la tele" con su hijo en casa –un piso situado a pocos metros del coche– cuando escucharon la detonación. Inicialmente, no pensó que fuera otro disparo como el del sábado, pero al salir a la calle observó que el capó de su BMW presentaba una segunda perforación, a unos 40 centímetros de la primera.

La Policía Nacional se personó en el lugar para averiguar la autoría de los dos balazos. Los agentes cortaron el acceso a la calle a los vehículos y restringieron el paso de peatones, aunque la situación se había normalizado a las 22.00. El propietario del coche afirmó que no ha tenido ninguna pelea con ningún vecino de la calle, en la que reside desde hace 5 años.

Etiquetas
Comentarios