Despliega el menú
Teruel

El Matarraña, la comarca de moda

‘The Sunday Times’ recomienda a doble página una zona que emerge como destino turístico de alta calidad con proyectos como el hotel de cinco estrellas Torre del Marqués.

Christian Schaack y Françoise Ortolá, en el Mas de la Costa de Valderrobres, con el premio Roca a la Iniciativa Hotelera.
Christian Schaack y Françoise Ortolá, en el Mas de la Costa de Valderrobres, con el premio Roca a la Iniciativa Hotelera.
Javier de Luna

Los ingleses conocieron el pasado fin de semana los encantos del Matarraña a través de un reportaje a doble página del ‘The Sunday Times’ titulado ‘España secreta: montañas, pueblos antiguos y un montón de buitres’, una muestra más del creciente prestigio de la comarca como destino turístico de calidad. El rotativo, uno de los más influyentes del Reino Unido, destaca la posibilidad de practicar deportes en la naturaleza, de disfrutar de un rico patrimonio monumental y de observar la insólita colonia de aves carroñeras del Mas de Buñol. No es la primera vez que los atractivos de esta zona despiertan el interés de la prensa extranjera, que ha popularizado el nombre de la Toscana española para esta comarca turolense.

El Matarraña recoge los frutos del trabajo iniciado hace unos años por empresarios y administraciones para lograr un futuro ligado al turismo sostenible. Las campañas de promoción, el boca oreja y el desarrollo de la Marca de Calidad Territorial se han unido a algo que no se puede crear de la nada: los encantos naturales y culturales de una zona con una situación estratégica en la frontera entre Aragón, Valencia y Cataluña. El turismo genera 9,5 millones de euros anuales en la comarca y desde 2003 han aumentado un 124% las plazas hoteleras, pasando de 880 a las 1.974 actuales.

A esta apuesta por la calidad se une cada vez más el mercado del turismo de lujo. Aunque hay establecimientos que trabajan desde hace muchos años para los bolsillos acomodados, en los últimos años este sector se ha potenciado con la creación de nuevos hoteles. Si no hay imprevistos, el Matarraña contará con el único hotel de cinco estrellas de la provincia. La puesta en marcha del hotel-boutique Torre del Marqués en Monroyo dio un paso de gigante hace una semana al lograr la consideración de proyecto de interés autonómico, lo que le otorga prioridad en las tramitaciones reduciendo los plazos a la mitad.

El último establecimiento de alto ‘standing’ en abrir sus puertas es el Mas de la Costa de Valderrobres, impulsado por Christian Schaack y Françoise Ortolá, luxemburgués y francesa, respectivamente. Aunque residen en Luxemburgo, conocían la zona porque la familia de Ortolá es originaria de otra localidad del Matarraña, La Fresneda. El hotel se estrenó en junio de 2015 y el balance es positivo. Su trabajo se ha visto recompensado recientemente al recibir por parte de Gran Hotel Turismo el Premio Roca a la iniciativa hotelera, un galardón en el que competían con grandes cadenas del sector. "Cuando veníamos por la zona veíamos que había pocos alojamientos de categoría alta. Ofrecemos lo que a nosotros nos gusta cuando vamos de vacaciones: un entorno agradable, música clásica, velas, chimenea…", comenta la empresaria.

La pionera en este segmento de mercado es La Torre del Visco, que abrió sus puertas hace 21 años en Fuentespalda también con capital extranjero. La británica Jemma Markham regenta desde 1995 uno de los 17 Relais & Chateaux que existen en España. Al principio la tildaron de "loca" por abrir un hotel fuera de un casco urbano aunque con los años la mentalidad del sector cambió a medida que se comprobaban los buenos resultados de este modelo. El secreto para sobrevivir y destacar lo tiene claro: crear establecimientos de calidad con personalidad propia. "Partimos de una gran base, de algo que no se puede crear: un paisaje precioso y un gran patrimonio. También nos encontramos en un punto estratégico, a una hora del Mediterráneo y a dos horas y media de Barcelona o Valencia", comenta Markham.

No obstante, desde la Asociación de Empresarios del Matarraña piden precaución. Consideran que se están dando los pasos correctos pero que su apuesta por el turismo de calidad aún no está consolidada al 100%. Por ello, insisten en que hay que ir poco a poco porque aún queda mucho por hacer en materia de infraestructuras y colaboración institucional. "Tenemos establecimientos de todos los niveles, así cubrimos todo el mercado", comenta el presidente de la entidad empresarial, José Antonio Higueras.

Las prioridades son afianzar lo conseguido y crear la marca ‘Matarraña’. No se trata de una marca comercial al uso sino de hablar de la zona en su conjunto y transmitiendo una misma idea. Su propuesta ha calado más en zonas alejadas geográficamente, como el País Vasco, que en Zaragoza. "En la capital aragonesa queda todo por hacer. Siempre ha tenido como destino único el Pirineo y no se plantea otros destinos", comenta Higueras. No obstante, con la mejora de los 13,9 kilómetros de la N-232 hasta el límite con Castellón y las obras del puerto de Querol, que mejorarán notablemente la salida al Mediterráneo, esperan que los zaragozanos "descubran" esta zona camino de la costa.

Etiquetas
Comentarios