Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Denuncian que la plantilla de maquinistas de tren se ha reducido a la mitad en 20 años

Los trabajadores afirman que el goteo de pérdida de empleo es síntoma del desmantelamiento del ferrocarril.

La estación de tren de Teruel ha perdido en los últimos 20 años la mitad de su plantilla de personal destinado a la conducción de trenes, según denunciaron esta semana los delegados de los trabajadores de Renfe por el sindicato CC. OO., quienes estiman que esta paulatina reducción de empleados no es sino "un claro síntoma" de lo que ellos entienden como un "desmantelamiento progresivo" del ferrocarril turolense.

De acuerdo a los datos aportados por el sindicato, a 31 de diciembre de 1994 trabajaban en Teruel 50 maquinistas, 45 de los cuales conducían trenes y el resto eran jefes de la sección, ayudantes, auxiliares o encargados del combustible. Justo dos décadas después, a finales de 2014, quedaban solo 26 conductores de tren y la cifra sigue en descenso, pues actualmente hay 24 chóferes que a finales de este año serán solamente 21.

"La empresa va amortizando puestos de trabajo a medida que sus titulares se jubilan o se trasladan a otro destino", explicó esta semana el delegado de personal de Renfe de CC. OO., Francisco Gómez, quien destacó que la caída de la plantilla no constituye solo un problema laboral, sino que la paulatina desaparición de empleos se traduce a corto o medio plazo en una disminución de la población que reside en la capital turolense o en poblaciones próximas, con la consiguiente pérdida de peso social para el territorio.

Como colofón a esta trayectoria descendente, Renfe prevé eliminar Teruel de la lista de residencias estratégicas de maquinistas, lo que supone que no se asignarán nuevos conductores a la estación de la capital y que los 21 puestos ahora activos se extinguirán poco a poco hasta no quedar ninguno en el plazo de 5 o 10 años.

Renfe no comparte las cifras de CC. OO. y asegura que "nunca antes había habido tantos maquinistas para trenes de viajeros como ahora". La compañía explica que, con la progresiva disminución de trenes de mercancías en la línea, los conductores de estos convoyes han ido pasando a llevar trenes de viajeros, lo que ha elevado la cifra de estos últimos respecto a épocas anteriores. Añade que el centro de trabajo de hace 20 años en Teruel no era como el actual, pues, por ejemplo, antes tenían que ir en cada tren un maquinista y un ayudante y ahora, tras una lógica evolución del sector, solo es necesaria una persona. Por último, la empresa esgrime que el sindicato incluye en la plantilla de maquinistas de hace 20 años figuras laborales que ahora han desaparecido, lo que impide, a su juicio, establecer una comparativa entre ambos momentos.

Sin embargo, los delegados de personal de Renfe de CC. OO., sostienen que sus datos son válidos a efectos de valorar la pérdida de empleos que se ha producido en la estación ferroviaria turolense. "Antes había 50 trabajadores del ferrocarril que vivían en Teruel junto con sus familias, ahora solo hay 24", defiende Paco Gómez.

Para los sindicatos ferroviarios, el declive del tren Zaragoza-Teruel-Valencia comenzó en los años 90, cuando la línea férrea descendió a la categoría C perdiendo inversiones estatales y quedando cerrada por la noche. Si los servicios ferroviarios para viajeros son ahora aproximadamente los mismos que había antes, con la sola excepción de la desaparición del expreso Sol de Levante que unía Irún y Alicante a través de Teruel, no ha ocurrido lo mismo con los trenes de mercancías. La treintena de circulaciones diarias que se registraban hace 20 años y que hacía necesaria la colaboración de maquinistas de Valencia porque los de Teruel no daban abasto, se ha quedado en apenas siete convoyes a la semana.

"Quieren abandonar el ferrocarril de Teruel y lo están consiguiendo", dijo Gómez. "Vivimos una situación agónica desde hace tiempo”" agregó. El delegado de personal de Renfe de CC. OO. lamentó que haya maquinistas "que quieren venir a trabajar a Teruel y no lo consiguen" y afirmó tener constancia de dos jóvenes ferroviarios ahora destinados en Barcelona que solicitaron el traslado a la estación turolense en 2015 y aún no han obtenido respuesta.

Desde Renfe resaltaron que, por encima de la asignación de maquinistas a la estación de Teruel, "lo importante es que el servicio de ferrocarril se siga prestando en buenas condiciones, y eso es algo que está fuera de toda duda". "Como empresa pública, tenemos la obligación de optimizar los recursos con los que contamos", agregaron las mismas fuentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión