Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La vía Perimetral sigue un 17% por debajo de su previsión de tráfico tras 8 años de utilización

En dos meses, la velocidad máxima se rebajará de 70 a 50 kilómetros por hora para mejorar la seguridad.

La velocidad máxima se reducirá a 50 kilómetros por hora para mejorar la seguridad de la Perimetral.
La velocidad máxima se reducirá a 50 kilómetros por hora para mejorar la seguridad de la Perimetral.
J. E.

La vía Perimetral de Teruel, inaugurada en abril de 2008 tras una inversión de 16 millones de euros, sigue sin cumplir las previsiones de tráfico ocho años después. Frente a una intensidad media diaria de 7.000 vehículos prevista en el proyecto, las últimas mediciones realizadas por el Ayuntamiento en colaboración con el Ministerio de Fomento arrojan una media de 5.797 automóviles diarios, un 17% menos de lo pronosticado.

La dificultad de cambiar los hábitos de los conductores –propensos a utilizar el eje avenida de Sagunto-rondas-Carretera de Alcañiz– frena la consolidación de la nueva artería urbana. La inminente reducción de la velocidad máxima de los actuales 70 kilómetros por hora a 50, impuesta por la necesidad de mejorar la seguridad de la vía, alargará el viaje por la Perimetral 40 segundos. El concejal delegado de Tráfico, Jesús Fuertes, no cree que este incremento disuada todavía más a los usuarios, porque se compensará "con más seguridad".

Fuertes achacó a las "rutinas" de los conductores la escasa aceptación de la Perimetral, que crece en número de usuarios pero que "todavía está lejos de los objetivos". El concejal reconoció que el Ayuntamiento "no ha sido capaz" de canalizar el tráfico por la nueva vía y anuncia una nueva señalización urbana para invitar a los automovilistas a tomar la circunvalación para largos desplazamientos entre barrios, en especial para acceder o salir del Carrel, el Arrabal y San Julián.

El estudio de aforos llevado a cabo entre el 11 y el 18 de enero pasados revela que el 90% del tráfico se concentra en el carril "lento" o exterior de cada calzada, y que las horas de más afluencia de vehículos son las 14.00, las 16.00 y las 18.00, en sintonía con el resto de vías urbanas.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Pepe Polo, opinó que la circunvalación no cumple las expectativas de uso porque no existen flujos "importantes" de tráfico entre los barrios situados en los extremos: La Fuenfresca y San León. Para el dirigente vecinal, el trazado se alejó demasiado del casco urbano. Pero coincide con Jesús Fuertes en que la Perimetral recibirá un empujón con la construcción del nuevo hospital del Planizar, que conectará con la ciudad a través de esta circunvalación.

Fuertes consideró imprescindible rebajar la velocidad máxima tras una serie de seis accidentes en menos de dos meses, afortunadamente sin heridos. Señaló que la ampliación a 70 respondió a una demanda vecinal pero, pasados ocho años, se ha constatado que "no es conveniente". La rebaja a 50 kilómetros entrará en vigor en dos meses. El Ayuntamiento ha encargado ya las siete señales que tendrá que cambiar.

Los informes técnicos indican que el diseño de la Perimetral está planificado para una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora y el incremento de esta cifra en 20 kilómetros merma la seguridad. Aunque el Ayuntamiento decidió pasar de una calzada de dos carriles a una de cuatro, el suelo ocupado no se amplió. Entre los inconvenientes derivados, figura la estrechez de las rotondas de enlace, con espacio para un solo carril y donde se concentran la mitad de los accidentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión