Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El Polanco atendió en 2015 32 partos menos que en 2014

El hospital turolense registra un descenso continuo de nacimientos desde 2011 por el retorno de inmigrantes a su país.

Imagen tomada en la sala de espera de Ginecología del Obispo Polanco.
Más de 600 mujeres esperan su primera visita en Ginecología del hospital Obispo Polanco
heraldo

La caída en picado que experimenta el censo poblacional de la provincia de Teruel en los últimos años tiene su reflejo en el número de partos atendidos en el hospital general Obispo Polanco de la capital turolense. A lo largo de 2015, este centro sanitario, punto de referencia para la mitad sur de la provincia, el enclave valenciano del Rincón de Ademuz y poblaciones limítrofes de Cuenca y Guadalajara, registró un total de 531 alumbramientos, 32 menos que en 2014, lo que supone una disminución del 5,6%. En toda la provincia, es decir, teniendo en cuenta los datos del hospital de Alcañiz, la cifra de partos descendió en 2015 un 13% respecto al año anterior.

Como explicó la responsable del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Obispo Polanco, Elena Schumacher, la cifra de nacimientos en el hospital "viene bajando continuamente" desde 2011. De hecho, en 2012 hubo 62 partos menos que el año anterior. Si bien el salto negativo de una a otra anualidad no ha vuelto a ser tan pronunciado, la disminución no ha cesado desde 2011.

Entre las causas que Schumacher apunta para explicar el descenso de partos en el hospital turolense figura el regreso de muchos inmigrantes a sus países de origen a raíz de la crisis económica desatada en España en 2009. Para la jefa de la unidad de Obstetricia y Ginecología, la merma de embarazadas de otras nacionalidades es patente en el centro sanitario y menciona como ejemplo la disminución de mujeres originarias de Rumanía.

Sin empleo

La llegada de la recesión truncó el crecimiento demográfico que Teruel venía experimentando antes de 2009 y al que no fue ajeno el esfuerzo de la población por conseguir inversiones públicas que equilibraran el desarrollo de la provincia al de otros territorios españoles. La crisis dejó sin empleo a muchos inmigrantes y estos decidieron volver a su país. Otros pobladores se han marchado a ciudades más grandes donde las oportunidades laborales y de formación universitaria para sus hijos son mayores que en Teruel. El resultado es la pérdida de alrededor de mil habitantes por año en la provincia.

A 1 de enero de 2015, había en la provincia 138.932 habitantes, 1.433 menos que un año antes, lo que supone un descenso interanual del 1%. Si bien la caída fue menor que en ejercicios anteriores, esta se suma al descenso continuo iniciado en 2009. De los 268 municipios que hay en Teruel, 85 tienen 100 o menos habitantes y solo 3 cuentan con más de 5.000 vecinos –Teruel, Alcañiz y Andorra–.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión