Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Hábitos de monje, cotas de malla y pellotes, en el pleno del concejo

?El ambiente festivo se coló en una sesión plenaria del Ayuntamiento imbuida por el espíritu amantista.

La alcaldesa Emma Buj–en el centro–, con varios concejales también vestidos de época.
La alcaldesa Emma Buj–en el centro–, con varios concejales también vestidos de época.
A. García/Bykofoto

El ambiente festivo que invade todos los rincones de la ciudad con las Bodas de Isabel impregnó también el pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento de Teruel. Los concejales y concejalas cambiaron sus ropas del siglo XXI por otras propias del siglo XIII. Las americanas, camisas, jerséis, faldas y pantalones dejaron paso a los hábitos religiosos –incluido dos de monjes guerreros–, vestidos de adinerados burgueses, cotas de malla, capas de sayas y pellotes.

La alcaldesa, Emma Buj, se imbuyó de la parafernalia medievalista y dio inicio a la sesión aludiendo al pleno "del concejo de la villa". La indumentaria anacrónica, que se usa por primera vez en una sesión plenaria, quedó inmortalizada para el recuerdo en una foto de grupo. Los ediles con problemas de visión se quitaron las gafas para no desentonar en la histórica instantánea.

La celebración de la recreación teatral de los Amantes actúa un año más como imán para las visitas institucionales. La consejera de Cultura, la turolense Mayte Pérez, que acudió a la Casa Consistorial para presenciar la fiesta, ratificó el compromiso de la DGA con un evento que tiene carácter "estratégico" para la ciudad, por su impacto cultural, ciudadano y económico. Recordó que, después de cuatro años, el Gobierno aragonés aportará en 2016 una partida a la Fundación Bodas de Isabel, organizadora de la fiesta. Hoy le toca el turno al presidente aragonés, Javier Lambán, en su primera comparecencia en la ciudad en calidad de jefe del Ejecutivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión