Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La mujer, protagonista del arranque de la vigésima recreación callejera de los Amantes

Una veintena de intérpretes dieron vida a personajes del siglo XIII con una mirada especial a Isabel de Segura en una plaza de la Catedral llena de público.

Tres actrices para el papel de Isabel en la representación de ayer noche, con la que arranca la fiesta.
Tres actrices para el papel de Isabel en la representación de ayer noche, con la que arranca la fiesta.
Antonio García/Bykofoto

El frío aguanieve que cayó ayer por la mañana en Teruel dio permiso por la noche para comenzar la representación callejera de la leyenda de los Amantes, que hasta el domingo a mediodía llenará cada rincón de la ciudad de romanticismo e intensa emoción amorosa. Por sus calles, transformadas en una villa medieval del siglo XIII, desfilarán la doliente Isabel de Segura, que hoy se casa contra su voluntad con quien le dicta su posición social, Don Pedro de Azagra, el señor de Albarracín, y el apasionado Diego de Marcilla, que vuelve mañana de la batalla adinerado y en busca de su amada. Con estos ingredientes, el drama y su trágico desenlace están servidos.

La recreación arrancó en la plaza de la Catedral con una escena esencial para seguir el hilo argumental de la historia de los Amantes. En ella se preguntan las mujeres del Teruel medieval dónde estarán sus esposos, que se fueron a la guerra y no regresan. También Isabel de Segura piensa en la suerte que habrá corrido Diego de Marcilla, al que prometió esperar durante cinco años, un plazo que acaba de finalizar sin que él haya vuelto. Aunque Isabel tiene el pálpito de que está vivo, todos a su alrededor le dan por muerto.

Los actores –serían una veintena en total–, todos aficionados, salieron a escena con puntualidad y liberados de los nervios que dejaban entrever momentos antes, cuando daban los últimos toques a su vestuario, peinado y maquillaje, en la sede que la Fundación Bodas de Isabel –organizadora de la fiesta– tiene a pocos metros de la puerta de la catedral. "Estoy algo inquieta, sí;se acerca la hora y la interpretación teatral supone asumir mucha responsabilidad", confesaba Chelo García, que dio vida a la protagonista, Isabel de Segura, junto a otras dos actrices con las que se repartió el papel.

La plaza de la Catedral se llenó de un público entregado que siguió con interés toda la representación a pesar de las bajas temperaturas reinantes. Muchos de los asistentes acudieron al lugar casi una hora antes, con el objetivo de conseguir una buena posición que les permitiera ver y oír la escena teatral sin problemas. Es el caso de Conchi Peruchena, una mujer llegada de Navarra junto con su pareja que no ocultó su admiración por la fiesta. "Estamos sorprendidos por la implicación de los turolenses y maravillados con la organización. Esto no es cualquier cosa", subrayó, tras recordar que el año pasado ya intentaron asistir a Las Bodas de Isabel, pero se quedaron sin hotel.

El pasaje, que lleva por título ‘El destino de Isabel’, adquirió sentido trascendental cuando los personajes femeninos que aparecieron reivindicaron el papel de la mujer en la sociedad del siglo XIII y se quejaron de la soledad en que esta quedaba por culpa de la guerra. Hubo música, danza y poesía, pero también diálogos con una pizca de humor a través de los cuales se reflejaba el ambiente de una villa de la Edad Media.

Las protagonistas indiscutibles fueron las tres actrices que dieron vida a Isabel de Segura, Carmen Cano, Chelo García y Laura Gallardo. Esta interpretación de un mismo personaje por parte de varios actores se mantendrá este fin de semana durante toda la recreación, pues la Fundación Bodas de Isabel ha querido celebrar el vigésimo aniversario del evento dando participación a todos los actores que han encarnado a Isabel y a Diego a lo largo de la historia de la actuación.

La gerente de la Fundación, Raquel Esteban, destacó la "integración" de las tres actrices en un único papel, lo que unido a la belleza de los textos, creó en la plaza de la Catedral "una atmósfera muy especial".Un hervidero de gente

Aunque los días grandes de esta fiesta comienzan hoy y alcanzan mañana y pasado su punto álgido, la ciudad era ya anoche un hervidero de gente que iba y venía por las calles del Casco Histórico deteniéndose en los puestos del mercadillo medieval. Hubo quién decidió vestir sin más tardanza la ropa de época que diversos talleres confeccionan para esta fiesta y cuyo uso se ha generalizado entre el público, tanto local como visitante.

La cita de hoy con la leyenda de los Amantes es a las doce del mediodía en la Andaquilla o Puerta de Daroca, de la que partirá la comitiva nupcial con Isabel de Segura y Pedro de Azagra como protagonistas. El desfile, en el que estará representada toda la sociedad turolense del siglo XIII, llegará a la Catedral, donde los dos personajes contraerán matrimonio. Toda la ciudad es un gran escenario teatral en el que los actos se suceden con una frecuencia de apenas media hora. Además de las escenas que forman parte de la propia historia de Isabel y Diego, hay decenas de pasajes costumbristas que se representan en las calles por algunos de los 150 actores que participan en esta edición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión